El COVID-19 ha matado a 162,958 personas

Los muertos por COVID-19 aumentan.

Ginebra. El número de fallecidos por COVID-19 en el planeta confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ascendió ayer a 162,956, 4,900 más que en el día anterior, siendo la primera vez en dos semanas que no se supera la barrera de las 5.000 muertes diarias.

Los contagios globales son 2.39 millones, unos 50,000 más que en la jornada anterior, cuando el máximo de infecciones diarias llegó a superar los 90,000 el pasado 11 de abril, según las cifras de la OMS.

Por regiones, Europa se mantiene como la más afectada, con 1.18 millones de casos y más de 100,000 muertos, aunque cada vez a menor distancia de América, actualmente con 893,000 infecciones confirmadas por la OMS (el número de fallecidos, unos 40,000, es sensiblemente menor que en el Viejo Continente).

Los gráficos en estas regiones durante las dos últimas semanas muestran una forma de sierra, más que claras tendencias ascendentes o descendentes, por lo que es complicado estimar si a nivel global hay un claro repuntes o desescalada de la pandemia.

Estados Unidos, España, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia se mantienen, por este orden, como los principales países afectados en cuanto a número de contagios, mientras que los pacientes recuperados en el planeta superan los 663,000 y aquellos en estado crítico o grave continúan sobrepasando los 57,000.

Reino Unido sigue sin ver un punto de inflexión en el avance del COVID-19 tras comunicar 823 nuevos muertos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.