Androides: la tecnología punta adquiere rostro humano y "aprende" nuestras profesiones

La tecnología en el campo de robots antropomórficos y la inteligencia artificial (IA) avanza a pasos agigantados, a tal punto que estas máquinas adquieren una apariencia cada vez menos distinguible de la de los humanos.

A diferencia de otros robots, los androides incluyen fines funcionales, como interacción con humanos y con su entorno, así como el manejo de herramientas y tecnologías. Y por lo general vienen integrados con un software de IA muy avanzado.

Posiblemente, las medidas de contención del coronavirus, que tienden a reducir el contacto humano, sirvan de impulso para que los humanoides adquieran mayor protagonismo en el área de los servicios.

Una prueba de ello son, por ejemplo, los restaurantes y supermercados de Rusia que implementan un servicio automatizado basado en el reconocimiento facial, así como también oficinas estatales en las cuales robots humanoides atienden a personas.

En palabras de Oleg Kivokurtsev, director de desarrollo de Promobot, una compañía rusa dedicada a este sector, "los robots de servicio están sustituyendo a recepcionistas, promotores, guías turísticos, asesores en diferentes lugares concurridos: en tiendas, cines, centros comerciales y centros de negocios".

El experto detalla que "en términos de inteligencia, los robots de hoy en día pueden ser comparados con un niño de tres años". Y añade que, gracias a su resistencia, los humanoides en el futuro podrán ser útiles en en nuevas áreas, incluso en la colonización de nuevos planetas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.