Christian Meier

    Lo viste en La tormenta, en el 2005; en Zorro, la espada y la rosa (2007); en Doña Bárbara junto a Edith González, en 2008, y el año pasado en La malquerida. Y sí, chicas, les confieso que luce tan buenmozo como lo vemos en las telenovelas. A sus 44 años se percibe como un hombre maduro, afable y con mucho sentido del humor, que sabe que el talento prevalece por encima de tu imagen. Esto no quita que en 2008 la revista People en Español lo incluyera en el listado de los hombres más sexys del año. Amante de su ciudad, Lima (Perú), y su comida (aunque nos confesó que no sabe cocinar nada), Christian se trasladó hace unos meses a aguas más cálidas para el lanzamiento de la fragancia Pulso, junto a la también marca peruana, Esika. En su “casa” de unos días, en Casa De Campo, La Romana, nos sentamos a hablar, reír y disfrutar de este nuevo aroma, que promete acelerarte el pulso.

    “Cuando el artista es bueno, la gente nunca se cansa de él”

    P  ¿A qué se debe el éxito de una persona ligada al mundo de la actuación, del entretenimiento? Creo que se debe al gusto de su trabajo, a que le reconozcan su trabajo, porque famosos, cualquiera. Porque mañana se vuelve famoso uno que nunca en su vida nadie lo ha visto hacer algo, y si lo que hace a nadie le gusta, quizá siga siendo famoso pero no tendrá una carrera, no tendrá arrastre ni seguimiento. Además, el hecho de hacer cosas y que a la gente le guste, y de alguna manera comprometerte con las cosas que haces. Cuando te comprometes con las cosas que haces, todo te sale bien.

     

    P  ¿Llega un momento en la vida de un artista donde si ya la gente no le aplaude su trabajo puede llegar a sentirse mal? Pues si es lo único que hace, supongo que sí. Porque hay otros artistas que hacen varias cosas, son empresarios, por ejemplo. Al momento dicen porque me cansé o porque ya no me quieren, pero ahora sigo atendiendo mi restaurante, banco o cualquier otro negocio. Sin embargo, creo que cuando el artista es bueno, la gente nunca se cansa de él. Es decir, la gente nunca se cansará de Brad Pitt, Leonardo DiCaprio. No es que me esté comparando, pero nunca te cansarás de quien admires.

     

    P  Eres padre de dos adolescentes, ¿qué te dicen cuando las mujeres se te acercan o te dejan comentarios subidos de tono en las redes sociales? La verdad es que no les he preguntado. Pero han crecido con eso, no se espantan. Lo toman con mucho humor. Sí cuando mis hijas eran más pequeñas eran más celosas, ahora ya no. Y la verdad es que no están expuestas a este mundo. Siempre las he tenido muy escondiditas, tratando de que tengan una vida normal de niños. De hecho, nunca los he expuesto públicamente a los medios. Mi hijo, ahora que ya es mayor de edad puede dar la cara en entrevistas, en fotos, puede hacer públicas sus redes sociales, porque ya es un hombre y puede tomar sus propias decisiones. Pero con las niñas, e incluso mi hijo cuando era menor, he tratado de que no crezcan agobiados por este medio. Ya si algún día escogen lo que yo, pues eso es otra cosa.

     

    P  Y tú, ¿lo tomas con humor, te gusta? Lo tomo con mucho cariño, incluso cuando son subidos de tono. Hay cosas que lees que te causan mucha gracia, por más que tengan un trasfondo fuerte, sexual… al final son muestras de cariño.

     

    P  ¿Crees en el poder del aroma? Dicen que hay quienes recuerdan más una fragancia que la experiencia sí. Creo en eso. Tengo aromas que me recuerdan  épocas de mi vida. Por ejemplo, hace 4 ó 5 años iba con alguien a la playa y sacó su bronceador, y el olor me hizo recordar cuando iba a la playa a los 7 años con mi madre. Cuando vi el producto, se trataba del bronceador que mi madre usaba cuando yo era un niño. Entonces, recordé mucho esos días de playa cuando era pequeño. También me pasaba que cuando olía juguetes de mis hijos, el olor a plástico nuevo de algunos me hacía recordar cuando yo jugaba de pequeño. Creo que tengo el olfato muy desarrollado. De mis sentidos es el más sensible de todos. Para mí todo entra y sale por éste. Las pasiones se inflan o desinflan por medio de él.

     

    P  La gastronomía peruana es considerada una de las mejores del mundo… Estás con la mejor fuente para responderte eso. Sobre todo yo que sé cocinar todo (risas).

     

    P  ¿Sí? ¿Qué te gusta cocinar? Nada. Realmente no sé cocinar (risas).

     

    P  Pero, ¿qué te gusta comer? Como de todo menos perejil.

     

    P  ¿Además del poder del aroma, en qué crees? En el amor. También creo mucho en lo que veo. Por eso, en lo que se refiere a historias he perdido cierto romanticismo, porque con el tiempo he comprobado que no todo lo que uno cuenta es lo que realmente sucede, entonces le he perdido mucho romanticismo al peso de la historia en general. Creo en Dios, creo mucho en el amor, en el poder de la mente, en el poder la palabra. Creo mucho en que las ganas y el ímpetu que uno tiene para hacer las cosas serán decisivas para lograrlas; la perseverancia y la disciplina son básicas para conseguir las metas. 

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.