“La música es mi forma de vida, soy un músico a tiempo completo”

    Para nuestro entrevistado, el vivir por y para la música no fue una decisión difícil de tomar. “Entiendo que en gran medida fue por el apoyo incondicional de mi familia y por la satisfacción y el orgullo que siento de ser músico”, nos cuenta Santy Rodríguez, quien en la actualidad es el Director Titular de la Orquesta Filarmónica del Cibao, Director Musical del Sistema Nacional de Escuelas Libres y Director Asistente de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN). Oriundo de la ciudad La Vega, inició sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de dicha ciudad, más tarde con Ángela Collado en el Instituto de Cultura y Arte de Santiago, “donde estudié hasta que gracias a Dios pude seguir mi formación profesional en la ciudad de Madrid, España”. Santy es un joven entusiasta y de alta iniciativa que ha contribuido enormemente al desarrollo de la formación musical y la práctica orquestal de nuestro país gracias a su arduo trabajo, destacándose el proyecto de la Orquesta Sinfónica Juvenil de La Vega, la cual ha sido una de las primeras propuestas de formaciones musicales en formato sinfónico para niños y jóvenes. Con él conversamos acerca de sus proyectos actuales. 

    Has tenido la dicha de formarte en el extranjero, recibiendo las enseñanzas y consejos de grandes maestros. ¿Cómo esto ha nutrido tu carrera profesional?
    Me siento sumamente agradecido de Dios por tantas oportunidades. Entiendo que el hecho de recibir una formación musical fuera del país me ha dado la oportunidad de ver lo que hago desde un punto de vista más amplio, y me hace responsable de aportar cada día un poco de lo que he aprendido y guardado en mi corazón a niños y jóvenes que, así como yo, han soñado con desarrollarse y destacarse en la música.

    ¿Quién ha sido una pieza clave en el desarrollo de tu carrera?
    El maestro José Antonio Molina ha sido la persona que me ha estrechado la mano y me ha acompañado todos estos años, y debo decir que no tan sólo en la parte musical, sino también en lo personal, pues muchas veces ha sido un padre para mí. A él le agradezco mucho su confianza y afecto hacia mi persona.

    Eres flautista, pero, ¿qué te mueve a la dirección orquestal?
    Es una pregunta muy interesante, yo mismo la he pensando muchas veces y he llegado a la conclusión de que un solo instrumento no me es suficiente para experimentar de lleno la música. Cuando estoy con una orquesta me siento totalmente natural, sin presión, en paz, es totalmente diferente, ya que cuando toco la flauta siempre ando muy nervioso y preocupado de cómo me van a salir las cosas.

    ¿Recuerdas la noche de tu debut como director, qué sentías ante de…?
    Claro que lo recuerdo muy bien, fue algo que soñé muchos años, y que sea una realidad, pues todavía cuando lo pienso no lo creo. Para mí lo más bello de ese día fue estar acompañado de personas muy importantes en mi vida: mi familia, el maestro Molina, Arelis Rodríguez; y en mi corazón, mi abuelo, quien ya no estaba físicamente, pero aquella noche lo sentí siempre a mi lado.

    A tu corta edad tienes la responsabilidad de una importante institución cultural, el Sistema Nacional de Escuelas Libres. Además, eres director en residencia de la Orquesta Sinfónica Nacional Dominicana, ¿cómo asumes este gran compromiso?
    Son muchas cosas, pero siempre pienso en lo que me decían en mi casa de pequeño, y es simple: hagas lo que hagas debes de hacerlo con pasión y amor. Cada día me levanto con entusiasmo a realizar mis responsabilidades, y, sinceramente, la música no la veo como un trabajo, sino más bien como una vocación, eso me ayuda mucho a lidiar con nuevos retos y con todo lo que se me presenta.

    El Sistema Nacional de Escuelas Libres es una loable iniciativa, ¿podrías explicarnos qué es cómo marcha?
    Es un proyecto bellísimo, estoy muy agradecido porque se me ha brindado la oportunidad de colaborar en esta iniciativa. Es grandioso transformar la vida de tantos niños y jóvenes a través de las artes; no tiene comparación alguna. Y gracias a Dios lo estamos logrando. Hoy en día contamos con casi 800 niños que han sido tocados por la música, es una gran bendición. Tenemos el apoyo de la Fundación suiza Musiik übers Meer, que tiene como presidenta a la señora Cornelia Diiethelm, y que gracias a ellos cada uno de los alumnos que se benefician del proyecto tienen su instrumento. En lo personal, debo decir que cada día que pasa aprendo infinidades de lecciones, no tan sólo de los niños con los cuales trabajamos, sino también de los maestros, los cuales son los verdaderos héroes de este trabajo.

    ¿Vamos por buen camino en materia de música, qué nos falta?
    No imaginamos lo bien que vamos, es increíble, y de verdad que me sorprendo cada día que pasa al ir incrementando el deseo de practicar música, sobre todo en las comunidades de nuestro país. Eso nos da un punto de referencia de cómo andamos hoy en día, pero realmente lo importante es que tengo la seguridad de que esto va a ir a más, vamos a ir creciendo musicalmente. Pienso que sólo nos falta paciencia y quizás un poco más de compromiso y atención de los sectores privados que pudiesen ayudar a desarrollar proyectos musicales. l

    Debut oficial
    A sus 26 años, el 13 de mayo de 2013, se convirtió en la persona más joven en dirigir las primeras instituciones musicales de RD, el Coro y la Orquesta Sinfónica Nacional”.

    Recorrido
    El pasado 2014, junto a 4 jóvenes músicos del Sistema Nacional de Escuelas Libres, realizó una gira de 15 días en Suiza, que finalizó junto a la Jugendmusik de Frauenfeld y el afamado músico suizo Pepe Lienhard”.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.