Un supremacista blanco de 21 años es sentenciado a leer novelas clásicas para evitar ir a prisión

Sentenciado a leer novelas clásicas para evitar ir a prisión
Sentenciado a leer novelas clásicas para evitar ir a prisión

Un joven simpatizante nazi que descargó casi 70.000 documentos de supremacistas blancos e instrucciones para fabricar bombas fue sentenciado por un juez de la Corte de la Corona de Leicester, a leer novelas clásicas como 'Orgullo y prejuicio' para evitar ir a prisión, informaron medios locales.

El juez, Timothy Spencer, le dijo a Ben John, de 21 años, que se mantuviera alejado de la literatura sobre la supremacía blanca y leyera libros y obras de teatro de Jane Austen, William Shakespeare, Thomas Hardy y Charles Dickens.

John, exalumno de criminología de la Universidad De Montfort, fue identificado como un potencial terrorista, por primera vez, días después de cumplir 18 años y fue referido al programa 'Prevent', sin embargo, continuó descargando documentos de derecha.

En agosto de este año fue declarado culpable por un jurado de poseer documentos de armas caseras, explosivos y combate, información que podría ser útil para preparar un acto de terrorismo, condena que podía llevarlo a la pena máxima de prisión de 15 años.

Sin embargo, el juez Spencer concluyó que su crimen probablemente era "un acto de locura adolescente" y lo calificó de "individuo solitario con pocos amigos verdaderos", y que es "altamente susceptible" a las influencias negativas.

Spencer hizo prometer al acusado que no investigaría más material de la derecha, y le recomendó empezar sus lecturas con 'Orgullo y prejuicio', 'La historia de dos ciudades' de Dickens y 'La duodécima noche' de Shakespeare.

De acuerdo a la sentencia, el joven tendrá que volver a los tribunales cada cuatro meses para que el juez le haga una prueba de lectura tras evitar la cárcel "por los pelos", en palabras de su abogado, Harry Bentley.

"El 4 de enero me contarás lo que has leído y te pondré a prueba. Te pondré a prueba y si creo que me estás mintiendo, sufrirás", advirtió el juez.

Además de su promesa de lectura, John recibió una sentencia de prisión suspendida de dos años, más un año más en licencia supervisada por el servicio de libertad condicional y una orden de prevención de delitos graves de cinco años, que le obliga a mantener contacto y dejar que la policía monitoree su actividad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.