“Debemos promover el desarrollo urbano a través de la cultura”

“Este 2020 tenemos en agenda implementar el tema de las ciudades creativas en República Dominicana”

¿Actualmente, desde dónde y hacia dónde diriges tus esfuerzos profesionales?

Desde el 2016 colaboro para la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia, en la coordinación de Territorios Creativos, desde el Plan Nacional de la Reducción de la Pobreza Extrema y Promoción de la Inclusión Social. En el eje del Teleférico de Santo Domingo promovemos el programa “El Teleférico te conecta de vida”, donde se construye el Centro Cultural T-3 en la estación de Sabana Perdida, que implica la planificación de una red de espacios públicos, así como un programa integral de proyectos culturales de base comunitaria: orquesta sinfónica interbarrial, arte y género, gestión cultural para líderes comunitarios, cine y revalorización del entorno, arte público y murales, y otras acciones en Gualey, los Tres Brazos y Sabana Perdida.

¿Cuál ha sido una de las misiones más importantes asignadas?

Coordinar la postulación y designación de Santo Domingo como Ciudad Creativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el 2019. Un esfuerzo interinstitucional que involucró, además, al Ministerio de Cultura, de Relaciones Exteriores, a la Liga Municipal Dominicana, la mancomunidad del Gran Santo Domingo y artistas.

Trabajas el tema de las ciudades creativas, ¿de qué va este concepto?

Se trata de una forma distinta de planificar ciudades y promover el desarrollo urbano sostenible a través de la cultura, la creatividad y la innovación. Se basa en aplicar soluciones urbanas e inclusión social a través de las industrias creativas, el talento de sus ciudadanos y su patrimonio cultural. Desde el 2004, la UNESCO creó la Red de Ciudades Creativas para promover la cooperación hacia y entre las ciudades que aborden estos temas como factor estratégico en sus planes de desarrollo.

¿Qué ha traído consigo esta revolución?

Reunir a la mancomunidad del Gran Santo Domingo y sus técnicos en una mesa de desarrollo y cultura; postularnos ante la UNESCO y lograr ser reconocidos por nuestro patrimonio cultural (la música). Sin duda, uno de los más grandes aportes de este proyecto.

Precisamente, hace poco Santo Domingo recibió la designación como Ciudad Creativa de la Música, ¿qué significa e implica esto?

Al obtener esta distinción, Santo Domingo se consolida como un escenario que contiene un alto patrimonio de interés mundial: la Ciudad Colonial, la Cofradía del Espíritu Santo de los Congos de Villa Mella, el merengue y la bachata. De ahí un plan de acción de cinco años a partir de este 2020 para convertirnos en el polo creativo musical del Gran Caribe. Desde los ayuntamientos y distintas instituciones se debe de incrementar el apoyo a los programas culturales educativos y recreativos, así como a infraestructuras socioculturales.

Recientemente fue aprobada la Ley de Incentivo y Fomento del Mecenazgo Cultural, ¿cómo valoras la iniciativa y qué entiendes debe procurarse para su correcta implementación?

Es un avance y una conquista para la clase creativa y cultural del país; un mecanismo para que las empresas y personas físicas, a través del fisco, puedan incentivar proyectos e investigaciones en la producción creativa de nuestros artistas. De igual manera, incrementaría en el fomento del coleccionismo en el ámbito público y privado. Tiene el reto de ser aplicada bajo un criterio de descentralizar el incentivo e impactar en todas las regiones del país, dando prioridad a los municipios con más necesidades educativas y que están carentes de oportunidades, para acelerar su desarrollo. Esto sólo se logra con una buena planificación cultural y territorial.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorObras Públicas refuerza autopistas y carreteras
Noticia siguienteIndustriales de Herrera apoyan un pacto político