Un olvido imposible

Compartir

¿Cómo olvidar a los de la Generación de los 90, la única sin gestas propias? Imposible. ¿Cómo olvidar aquel cafetariado irreverente del Parque Colón? Imposible. ¿Cómo olvidar a René Rodríguez Soriano, que cada día renacía allí en su palabra? Imposible. ¿Cómo olvidar que me brindó su pueblo verdihondo de brisa montañera? Imposible. ¿Cómo olvidar sus versos sonreídos: “Alza el sol/ altos y luminosos trapos sobre el cenit;/ lame la sal con furia/ los corales y los arrecifes,/ y los veleros y los catamaranes al fondo”? ¿Cómo olvidar al amigo René? Eso es imposible....(Mejor olvidar su muerte).

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorInicia hoy pagos del programa “Quédate en Casa”
Noticia siguienteUn solo mundo