Caos y desorden en reapertura de Mercado Nuevo

Compartir
El reinicio de las operaciones del Mercado Nuevo de la Duarte fue caótico ayer, cuando decenas de personas acudieron a negociar. El tránsito se paralizó por unas dos horas en la avenida Duarte, generando un tapón de más de un kilómetro.

Mercado. La reapertura del Mercado Nuevo de la avenida Duarte y la aplicación de medidas preventivas por el coronavirus provocaron caos y desorden en esa importante plaza comercial y sectores periféricos al mercadito de Villas Agrícolas del Distrito Nacional.
Las operaciones comerciales iniciaron a las 8:30 de la mañana en el Mercado Nuevo, con centenares de personas que acudieron al lugar, sin tomar las medidas preventivas recomendadas por las autoridades para evitar el contagio del virus, incluyendo el traslado de los vendedores informales que cumplían las medidas de seguridad correspondientes al mercadito de Villas Agrícolas.

En un recorrido elCaribe pudo observar que autoridades militares y policiales custodiaban el acceso, exigiendo guantes y mascarillas a quienes ingresaban en ambos mercados.

Simultáneamente, el transito se paralizó por más de dos horas en la avenida Duarte, generando un tapón que se extendió por más de un kilómetro, mientras que en la avenida Nicolás de Ovando sucedía algo similar.

Un grupo reducido de agentes de la Dirección General de Tránsito Terrestre (DIGESSET), resultó insuficiente para viabilizar el tránsito.

Conductores y comerciantes externaron sus quejas ante el desorden que se extendió hasta el Mercadito del sector Villas Agrícolas, donde las calles de acceso estaban totalmente taponadas.

El Gobierno y el Ayuntamiento del Distrito Nacional iniciaron la implementación de una serie de medidas para prevenir el COVID-19, en los centros de comercialización de productos, pero paradójicamente comerciantes y compradores caminaban en medio de una gran concentración de personas, aumentando los riesgos a contraer el coronavirus.

Carlos Mercedes, miembro de la Asociación de la Federación de Asociaciones de Comerciantes del Mercado Nuevo, favoreció las medidas implementadas por el cabildo contra el coronavirus, y atribuyó el caos a que el mercado duró siete días cerrado.

Medidas preventivas

La Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus y el Ayuntamiento del Distrito Nacional dispusieron que en el Mercado Nuevo estará abierto para la comercialización será los lunes, martes y jueves de 6:00 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde.

Asimismo el abastecimiento de los comerciantes será los domingos y los miércoles, de 12:00 de la medianoche a 3:30 de la madrugada.

Asimismo se creó un perímetro de protección y control con agentes de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y la Policía Municipal en el área comprendida entre la Avenida de los Reyes Católicos, Avenida Duarte, Calle Respaldo Mario Montés, Avenida de los Mártires y Calle San Juan.

La congestión del tránsito vehicular se agudizó debido a que el acceso de entrada vehicular solo estaba permitido por la calle Respaldo María Montés, mientras que la salida se por las avenidas de Los Mártires y Reyes Católicos.

Para el acceso peatonal hacia la nave central se permitieron dos entradas, una por la avenida Duarte y la otra por la avenida de los Reyes Católicos y una por la avenida De los Mártires,
La entrada al Mercado solo se permite a los comerciantes y visitantes que estén dotados guantes y mascarillas.

A partir de las 6:00 de la mañana, los camiones que lleguen a abastecerse, sólo podrán entrar con el chofer y un ayudante.
También se estableció un centro de Control de la entrada de vehículos, carretas y clientes informales, para evitar la aglomeración de personas dentro del Mercado.

Entre otras medidas, el despacho de las mercancías, es realizado por una puerta especial habilitada por la administración.

Mercados Gran Sto. Dgo. sin medidas preventivas

En un recorrido por los municipios Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte, se pudieron observar largas filas en las instituciones bancarias sin tomar en cuenta la distancia de más de un metro recomendada por las autoridades. En Los Mina, Sabana Perdida y Guaricanos, Villa Mella, los mercados funcionan sin medidas preventivas. El vendedor José Araujo, dijo que el alcalde Alfredo Martínez los dejó desamparados después de perder las elecciones primarias de su partido. Asimismo en la sede de los Comedores Económicos se observaron largas filas.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorADN suspende compras y licitaciones
Noticia siguienteLa doble crisis