Maldita primavera

En estos días hubiera querido, como antes, celebrar la primavera, que siempre llega con flores, pajaritos, madrugadas luminosas y caricias brisales. Pero no. Y salir con ella a los parques domingueros, a las playas areneras, a los caminos irredentos. Pero no. E inventar visitas a lejanos amigos, fiestas familiares con cualquier pretexto, banquetes domingueros con tarjeta de crédito. Pero No. Y enarbolar unos versos a mis mejores recuerdos primaverales. Pero no. No puedo. No quiero. Porque en verdad siento, en prisión domiciliaria igual que usted, que esta es, como dice aquella canción, una maldita primavera.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorRosario dice hay condiciones para votar el 5 de julio
Noticia siguiente¿Generan o no generan beneficios al trabajador?