Dueños y peloteros tienen hoy cita crucial

Si se ponen de acuerdo, todo indica que la semana entrante arrancará la faena en Florida y Arizona.
Vuelven a negociar para evitar que se complique el entrenamiento y, por ende, el inicio de la próxima campaña de las Grandes Ligas

Dueños de equipos y peloteros vuelven hoy a la mesa de negociaciones con la esperanza de salvar la venidera campaña de Grandes Ligas.

Lo primero que no debe afectarse es el inicio del entrenamiento primaveral que, por norma, ya para estos días está sobre ruedas en los complejos de las organizaciones en Florida y Arizona. Los primeros en reportarse son los lanzadores y receptores.

El escenario de hoy presenta otras rutinas, diferentes lanzamientos, muchos de ellos pegados y el ambiente varía entre caliente y frío. Al final están negociando y cada parte vela por sus intereses.

Hay mucho de por medio. Los dueños, mediante el comisionado Rob Manfred, prometieron incluir el designado universal y complacer a los peloteros con peticiones como eliminar las compensaciones del sorteo.

Los jugadores quieren que sus miembros más jóvenes reciban mejores salarios en el inicio de sus carreras y en reiteradas ocasiones han dicho que se manipula el tiempo de servicio para evitar que eso suceda. Reportes indican que los patronos incluyeron en sus propuestas un aumento del salario mínimo.

Aunque están distantes, la postura de Manfred del pasado jueves fue un paso en la dirección correcta. Lejos de abrir fuego o enseñar músculos, se mostró abierto a conversar, a ceder en varios puntos y abrir la esperanza de que no se pierdan juegos de la venidera contienda, pautada para comenzar el 31 de marzo.
La inclusión del bateador designado en ambos circuitos mayores (Liga Americana y Liga Nacional) favorece a los peloteros con 15 puestos más de trabajo, los cuales suelen ser para veteranos y bien pagados.

Judge dice jugadores quieren ir a la acción

Ayer, Aaron Judge, jardinero de los Yankees de Nueva York, dejó saber que los jugadores están listos para la acción tras una reunión del Sindicato en Tampa. “Fue una gran reunión, se mostró gran unidad. Se integraron más de los muchachos de lo que esperaba, lo que es maravilloso. Lo que queremos es ponerle fin a todo esto”, comentó el fornido patrullero. Muchos peloteros se han mantenido entrenando y solo esperan por las señales de un pacto colectivo. Habrá mucho que hacer en poco tiempo, firmar agentes libres, confeccionar nóminas, protocolos de salud, pruebas físicas, audiencias de arbitraje, en fin, una agenda larga. Pero todo se logra si logran la paz laboral.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.