Barrios de Santiago aterrados por ola de actos delictivos

Los afectados dejan sus trabajos o toman acciones preventivas.

Santiago. Aterrados por la inseguridad, algunos repartidores de periódicos y trabajadoras domésticas han renunciado a sus trabajos o modificados sus horarios laborales, por temor a ser asaltados, golpeados o despojados de sus pertenencias.
Solo en el diario el Caribe, cinco repartidores de la oficina de Santiago de los Caballeros, renunciaron tras ser despojados de sus motocicletas. Algunos se libraron de la muerte y decidieron buscarse un nuevo oficio.

Otros dos fueron asaltados fuera de su horario de trabajo. Víctor Peña, quien llevaba laborando más de una década como repartidor fue víctima en al menos dos ocasiones y en una de ellas despojado de su motocicleta. Por temor a ser un número más en las estadísticas de criminalidad, decidió abandonar sus labores.

“En el caso de José Virgilio Almonte, primero fue despojado de su motor y a la segunda ocasión en que vio su vida en peligro renunció”, explica Rafael Peralta, jefe de despacho de la oficina de Santiago.

Amarga experiencia

Peralta dijo que vio como los dos hombres le quitaron a la fuerza la motocicleta de Almonte, cuando circulaban a las 7:34 de la mañana por la calle Del Sol con Francia y que hasta la fecha la policía ni siquiera se ha detenido en chequear las cámaras de seguridad para dar seguimiento a los maleantes. José Miguel Camacho es otro de los repartidores que se levantaba en horas de la madrugada para hacer su entrega diaria de periódico y en una ocasión le quitaron su motor.

En tanto que en los residenciales del municipio cabecera, donde laboran las empleadas domésticas, con frecuencia estas son despojadas de sus carteras. Los hechos se producen casi siempre en horario de 6.30 a 8:00 de la mañana. Sectores como Villa Olga, Los Jardines Metropolitanos, Reparto del Este, figuran entre los de alto riesgo, debido a la falta de patrullaje. Por temor a ser atracadas, muchas trabajadoras de empresas ubicadas en los mencionados residenciales, han optado por llegar más tarde a sus labores.

Recientemente, la propietaria de un salón de belleza, ubicada en Reparto del Este fue víctima de un atraco por parte de dos hombre que simularon haber chocado su carro, pero ninguna persona permanece detenida con relación al hecho. La dama fue despojada a la fuerza de dinero en efectivo y una cadena. A solo diez metros, una banca de lotería también fue asaltada a plena luz del día de un domingo. Los trabajadores de la banca han sido robados en al menos en ocho ocasiones a punta de pistola.

Mujer enfrenta ladrones le despojaron cartera

En el sector Cerro Alto, al norte de la ciudad, una mujer fue golpeada por uno de dos hombres que la despojaron de su cartera cuando esta los enfrentó.

A pesar de que el hecho se registró en horas del día y cercano a negocios y viviendas, nadie salió en su ayuda.

En tanto que en la calle República de Israel, son halladas carteras vacías de las que le fueron quitadas a mujeres indefensas que se desplazaban a pies por la importante vía. La ciudadanía se queja de que los agentes policiales hacen operativos en horas del día y en puntos donde solo afectan el tránsito. Consideran se requiere de mayor patrullaje y mejor labor de inteligencia.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5