China afirma que la UE tiene una "división cognitiva" en su política hacia el país asiático

China afirma que la UE tiene una
La Unión Europea tiene una "división cognitiva" en su política hacia China al tratar de ser un socio y al mismo tiempo ver a Pekín como un oponente.

La Unión Europea tiene una "división cognitiva" en su política hacia China al tratar de ser un socio y al mismo tiempo ver a Pekín como un oponente estratégico, aseguró este jueves el ministro de Exteriores del gigante asiático, Wang Yi.

"Parece haber algún tipo de 'división cognitiva' en la política europea hacia China. Es difícil imaginar que, por un lado, han establecido una asociación estratégica integral con China y, por otro, han posicionado a China como un oponente institucional", señaló el diplomático.

Las relaciones entre China y la Unión Europea empeoraron este año después de que varios países del bloque impusieran sanciones contra la nación asiática por supuestamente llevar a cabo detenciones masivas de miembros de la comunidad musulmana uigur en el oeste del país. El Gobierno de Xi Jinping respondió con las acciones recíprocas contra varios políticos de la UE.

 

Le recomendamos leer;  
Estados Unidos calcula que China tendrá 1.000 cabezas nucleares para 2030
China y Cuba concretan alianzas

 

A su vez, el Parlamento Europeo detuvo la ratificación de un pacto de inversión con China hasta que Pekín cambie su postura y levante las restricciones impuestas. Refiriéndose a esta decisión, Wang Yi comentó que poner barreras a este tipo de cooperación económica "en última instancia dañaría los intereses a largo plazo del pueblo europeo".

Las discrepancias entre China y la UE no se limitaron a estos hechos. Así, el país asiático vio como "señal incorrecta" la visita de parlamentarios europeos a Taiwán. Por otra parte, varios países europeos se pronunciaron a favor de un boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, que tendrán lugar en febrero de 2022.

Otra ronda del conflicto diplomático entre Pekín y Europa fue ocasionada por la decisión de las autoridades de Lituania de autorizar el pasado mes de julio la apertura de una oficina de representación taiwanesa en Vilna. En respuesta, China retiró a su embajador en Vilna y declaró persona no grata al embajador lituano en Pekín. En noviembre, tras la apertura de la oficina de representación, China bajó de categoría las relaciones diplomáticas con Lituania al nivel de encargado de negocios, un escalón por debajo del embajador.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.