Embajador resalta aportes de China frente a la COVID-19

Zhang Run, Embajador de la República Popular China en la República Dominicana.

El embajador de la República Popular China en la República Dominicana, Zhang Run, aseguró ayer que como parte de las relaciones de cooperación entre ambos países, esa nación ha aportado pruebas PCR, respiradores, mascarillas, trajes de bioseguridad y cámaras térmicas para la lucha contra el coronavirus.

Durante un conversatorio virtual organizado por la Academia de Ciencias en el que repasó las acciones ejecutadas por el país asiático para combatir la pandemia, el diplomático también resaltó los aportes tecnológicos realizados para mejorar la capacidad de respuesta del Sistema de Emergencias 911, así como el papel de los camiones de bomberos donados por esa nación para sofocar el incendio del vertedero de Duquesa.

Zhang Run aseguró que cuando la comunidad científica china logre desarrollar la vacuna contra el COVID-19, el Gobierno de Xi Jinping se ha comprometido a declararla como un bien público a fin de que esta sea accesible para todos los países.

El Embajador reconoció que la pandemia ha provocado una reducción del intercambio comercial entre ambos países, desde el establecimiento de relaciones diplomáticas hace dos años, sin embargo, se mostró confiado en que esta situación será pasajera y que ambos países lograrán convertir la actual crisis en oportunidades.

Virus político es peor que el COVID

Run también aprovechó el escenario para manifestar que el coronavirus ha coincidido con un virus político más dañino que el propio COVID-19 ya que agrega una dosis de incertidumbre en la actual coyuntura.

En ese sentido, dijo que a pesar de que en tres meses China ha logrado resultados tangibles para la contención de la epidemia en su territorio gracias a la adopción de un conjunto de medidas de prevención, contención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, así como la separación en corto tiempo de la secuencia genética del virus, algunos políticos norteamericanos se han dedicado a fabricar rumores y estigmas sobre esa nación, tratando de trasladar sus propias culpas y ocultar sus fallas en el trabajo antiepidémico.

Señaló que partiendo de sus propios intereses y de mantener su hegemonía estas personas están apelando a prejuicios ideológicos y al odio racial en sus intentos de acorralar a China, lo que según dijo, resultará en fracaso ya que han elegido al enemigo equivocado en un momento equivocado.

Aseguró que ese país ha mantenido una actitud de apertura y transparencia al informar oportunamente sobre la epidemia a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante el conversatorio “La situación actual en China y las relaciones bilaterales”, que fue moderado por el presidente de la Academia de Ciencias, Luis Scheker Ortiz, también participaron los doctores Luis Elpidio Félix Félix y José Silié Ruiz, quienes evaluaron las características del coronavirus y el impacto psicosocial de la pandemia.

Llama a investigar

En su disertación, el epidemiólogo Luis Félix Félix, afirmó que contrario a lo que ha ocurrido en países de la región como Brasil o Ecuador, donde se produjo un colapso del sistema hospitalario que derivó en miles de fallecidos, en la República Dominicana habrá que investigar “qué es lo que se ha hecho bien” para lograr que la tasa de letalidad esté por debajo de tres puntos y que de 18,040 caso registrados ayer solo 516 hayan fallecido.

Resaltó que entre el 80 al 85 por ciento de los casos suelen resolverse por sí solos y tienden a complicarse cuando el paciente tiene comorbilidades previas.

El galeno sostuvo que al encontrarnos en terreno desconocido es necesario que pasada la epidemia, el Estado invierta en un estudio de seroprevalencia a fin de conocer el grado de inmunidad de la población al virus, así como el impacto en la tasa de mortalidad y los modelos preventivos en la comunidad.

Afecta la salud mental

El doctor José Silié manifestó que el cambio de vida abrupto impuesto por la pandemia ha dejado secuelas en la salud mental, que van desde estrés severo que disminuye la capacidad inmunológica, alteraciones del sueño, palpitaciones, hasta estreñimiento, diarrea y angustia, a raíz de un aumento de la producción de cortisol que se genera en situaciones de estrés y la reducción de la serotonina, considerada la hormona que regula el estado de ánimo, el comportamiento social, el ánimo, la digestión, el sueño, el deseo y la función sexual.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.