La cárcel de "La Nueva Victoria", en el más recóndito olvido

A más de un año de la inauguración de la primera fase de “La Nueva Victoria”, los internos no han sido trasladados hacia el recinto carcelario,  mientras la inseguridad  sigue reinando en el viejo penal, que ha cobrado las vidas de varias personas.

El último incidente ocurrió este fin  de semana y dejó un saldo de tres muertos y diez heridos.

En agosto del 2020, el entonces procurador Jean Alain Rodríguez, inauguró una parte de la cárcel,  que fue levantada en la comunidad de Las Parras del municipio Guerra, con una inversión de 6,967 millones de pesos.

Dos meses después, en octubre del 2020, la directora de Centros de Corrección y Rehabilitación, Hilda Patricia Lagombra, aseguró que entre seis y ocho meses iniciarían el traslado de los presos de la cárcel La Victoria (donde hay más de 7,000 internos) al Centro de Corrección y Rehabilitación Las Parras.

Ha pasado ya un año y cuatro meses de este pronóstico.

Lo que aparenta que ha retrasado el proceso para llevar a los privados de libertad de la Penitenciaría Nacional de La Victoria al nuevo complejo y salgan del hacinamiento en que viven, es que el centro no está completo, y según se ha informado, tiene vicios de construcción.

 

Denuncias

 

El año pasado, mediante un comunicado, el Ministerio Público dijo que se encontraba evaluando con técnicos de Medio Ambiente e ingenieros estructuralistas las condiciones del complejo penitenciario construido por la gestión del exprocurador Jean Alain Rodríguez en una zona de lagunas del municipio de Guerra.

La procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, titular de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, deploró el hecho de que “Rodríguez se embarcara en construir sobre un terreno pantanoso que requería de grandes volúmenes de relleno, a pesar de que los informes del Ministerio de Medio Ambiente apuntaban a que el proyecto exhibía menos de un 37% de cumplimiento de los requerimientos técnicos requeridos para su licencia ambiental”.

Reynoso también lamentó que la ambición desmedida llevara a la red de corrupción del exprocurador Rodríguez y sus colaboradores, arrestados en la Operación Medusa, a desarrollar un proyecto que tiene un alto riesgo de inundación y que sería utilizado para reubicar a los privados de libertad de la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

 En octubre del 2020, la directora de Centros de Corrección y Rehabilitación, Hilda Patricia Lagombra dijo que la Procuradora General de la República va a dividir el Centro de Corrección y Rehabilitación Las Parras para convertirlo en varios centros con relativa independencia en cuanto a vías de acceso, gestión de personal y suministros de servicios en procura de un control más efectivo.

“El traslado de los privados de libertad desde La Victoria a Las Parras, deberá seguir un riguroso programa de inducción y evaluación. Por lo general se trasladan en grupos de 45, razón por la cual conlleva meses un proceso de traslado”, explicó Lagombra en ese momento.

La cárcel incluye 87 edificios con capacidad para alojar a 8,745 privados de libertad. Las instalaciones, que  serán gestionadas por 2000 operadores penitenciarios, sustituirá a la hacinada y sobrepoblada Penitenciaría Nacional La Victoria, con lo que quedarán atrás décadas de hacinamiento de la antigua cárcel, que fue concebida para 300 personas y actualmente alberga a unas 7,200 personas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.