Aventura llega a su final celebrando dos décadas de trayectoria musical

Max, Romeo, Henry y Lenny.
Miles de fanáticos cantaron a una sola voz los más grandes éxitos de Aventura, durante dos noches consecutivas

Con un bizcocho y velitas, Aventura celebró el sábado y domingo dos décadas de trayectoria musical (intermitente) con el cierre de la Gira Inmortal, que pone fin a su historia sobre los escenarios con Romeo, Henry, Max y Lenny.

Con un espectáculo de casi tres horas, miles de personas cantaron a una sola voz los más grandes éxitos en el reencuentro de esta famosa banda, desde “Obsesión”, “Mi Corazoncito”, hasta “Hermanita” y “La Boda”, e incluso los más viejos “9:15” y “El desprecio”.

El concierto inició con la animación del Dj Mad, quien hizo bailar al público con su mezcla antes de que los bachateros subieran al escenario, y aprovechó para hacer una mención especial al productor Flow La Movie, fallecido recientemente en un accidente aéreo junto a su familia.

Romeo Santos se reencontró con su público en el concierto de Aventura.

Momento para la bachata

La agrupación se posicionó en el escenario cubierto de cuatro pantallas que daban la sensación de que los artistas estaban dentro de una nave viajando en el tiempo y el espacio a través de su trayectoria. El cuadro en el que se encontraban fue lentamente levantado, y ahí estaban ellos, bailando, tocando y cantando, como los cuatro adolescentes que crearon “Los Teenagers de la Bachata” 20 años atrás, agrupación que posteriormente adoptó el nombre de “Aventura”:

Arrancaron el espectáculo con su éxito “El Desprecio”, arropados de los gritos eufóricos de los miles de fanáticos que se dieron cita al primer concierto de cierre de la “Gira Inmortal”.

Después de cinco canciones, Leny, Max, Henry y Anthony (Romeo) saludaron al público, tirando besos y recordándoles lo orgullosos que se sienten de ser dominicanos. “¡Muy buenas noches, República Dominicana! Para nosotros es un inmenso placer, un inmenso honor, cerrar este ciclo de aventura aquí en nuestra tierra, la República Dominicana. Pero aquí no se viene a hablar, yo solo quiero sentir la presencia de todos los dominicanos que están presentes”, fue la bienvenida de parte del vocalista de la agrupación, apodado como “el rey de la bachata”.

Fue un concierto cargado de interacción entre los artistas y el público. Como Romoeo acostumbra, subió a dos fanáticos al escenario para que cantaran a dúo una de las colaboraciones de la banda. Iván fue el encargado de interpretar a Bad Bunny con el más reciente tema “Volví” y Jonathan personificó a Don Omar en la pieza musical “Ella y yo”.

Antes de interpretar la próxima canción, Romeo habló sobre la teoría de los tres tipos de hombres que existen y los que les gustan a las mujeres. Describiendo los siguientes perfiles: el que las quiere complacer con todos sus caprichos, que denominó como el palomo; el que desconfía y quiere controlarlas en todo, denominado como el “posesivo”, y el tercero es el que no hace nada de lo que la mujer quiere, no le gusta a los padres y “no te acompaña al concierto de Aventura”, pero es el único que gusta, “El Malo”, título de la canción interpretada tras esa intervención.

Concienciación

Otro tema del que se hizo conciencia en el show, aparte de la vacunación contra el covid, fue sobre el consumo de alcohol y el uso del volante. Anthony intervino con un trago en la mano y advirtió a los presentes a elegir entre dos, “o tomar o manejar, no ambas cosas”, y les sugirió que se dieran un “jumo”, pero que se vayan en taxi.

La noche estuvo conformada por momentos muy especiales, entre ellos, un pequeño homenaje al artista mexicano José José, autor de uno de los éxitos interpretado por la agrupación, “Lágrimas”, y Romeo, contó la historia detrás de la inclusión del disco al repertorio de Aventura.

Agradecimientos y despedida.

Luego de interpretar la mayoría de sus éxitos, llegó el momento triste de la noche, decir adiós a la banda que se despidió dando las gracias al público que los acompañó en el espectáculo y al promotor del evento en el país, Saymon Díaz, quien aparte de celebrar el éxito del evento, también estaba celebrando su cumpleaños.

Luego de felicitar a Díaz por su cumpleaños, Aventura invitó al público a cerrar el ciclo de esta agrupación de una forma inolvidable. “Yo quiero que todos participen en esta parte del show, como ustedes ven hay un bizcocho, es celebrando dos décadas, 20 años de trayectoria de esta agrupación, pero yo quiero que todos ustedes participen. Vamos a soplar las velitas de este bizcocho y cuando contemos hasta tres (3) todo el Estadio Olímpico va a decir: So Nasty”, dijo Romeo.
Y así fue. En una sola voz el público acompañó a la agrupación gritando “So Nasty” y como si se trataran de palabras mágicas se dispararon las bombas de confeti, acompañadas de una lluvia de chispas de luces en el escenario.

El confeti hizo que pareciera el cierre. Sin embargo, la agrupación no podía bajar de la tarima sin interpretar el último disco grabado juntos “Inmortal” que, de hecho, es el nombre que lleva la gira y que significó el cierre total de este espectáculo, acompañado de un impresionante show de fuegos artificiales.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.