El corazón en los salmos

Introducción

“El corazón como órgano del cuerpo tiene sus propias funciones y normas, pero en el lenguaje de todas las culturas y pueblos, a través de todos los siglos, se utiliza la palabra corazón para designar la persona y el amor. Así, por ejemplo, la expresión “ese tiene un corazón malvado” indica, de manera gráfica, la maldad de esa persona; “te entrego mi corazón” quiere decir te entrego mi persona, mi ser, mi amor.

“Corazón, persona y amor es lo mismo, tanto en la Biblia, en la cultura dominicana o en cualquier otro pueblo”. (Citado de mi libro “DIOS Y EL CORAZÓN HUMANO”, pág. 7).

Aquí recogemos textos de los 40 salmos que traen explícitamente el término “corazón”. Los considero muy interesantes. Nos dan, todos ellos, en su conjunto, un retrato de la persona humana.
Porque recuerde que corazón es igual a persona. Así que una expresión referida al corazón está referida a toda la persona. Por ejemplo, “un corazón sincero” quiere decir “persona sincera”, “ser humano sincero”.

He aquí, pues, esos textos. 58 versículos distribuidos en 40 Salmos.

  1. “Falsedad sólo dicen, cada cual a su prójimo, labios de engaño, lenguaje de corazones dobles” (Salmo 12,3).
  2. “¿Hasta cuándo tendré congojas en mi alma, en mi corazón angustia, día y noche? ¿Hasta cuándo triunfará sobre mí mi enemigo?” (Salmo 13,3).
  3. “Por eso se me alegra el corazón, mis entrañas retozan, y hasta mi carne en seguro descansa” (Salmo 16,9).
  4. “¿Hasta cuándo tendré congojas en mi alma, en mi corazón angustia, día y noche? ¿Hasta cuándo triunfará sobre mí mi enemigo?” (Salmo 19,3).
  5. “¡Sean gratas las palabras de mi boca, y el susurro de mi corazón, sin tregua ante ti, Yahveh, roca mía, mi redentor” (Salmo 19,15).
  6. “Tú le has otorgado el deseo de su corazón, no has rechazado el anhelo de sus labios” (Salmo 21,3).
  7. “Como el agua me derramo, todos mis huesos se dislocan, mi corazón se vuelve como cera, se me derrite entre mis entrañas” (Salmo 22,15).
  8. “Los pobres comerán, quedarán hartos, los que buscan a Yahveh le alabarán: «¡Viva por siempre vuestro corazón!»” (Salmo 22,27).
  9. “El de manos limpias y puro corazón, el que a la vanidad no lleva su alma, ni con engaño jura” (Salmo 24,4).
  10. “Afloja lo que aprieta mi corazón y hazme salir de mis angustias” (Salmo 25,17).
  11. “Revísame, Señor, y ponme a prueba, pon en el crisol mi conciencia, mi corazón” (Salmo 26,2).
  12. “Si me sitia un ejército contrario, mi corazón no teme, si una guerra estalla contra mí, aún tendré confianza” (Salmo 27,3).
  13. “El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confiaba en él, y me socorrió, por eso mi corazón se alegra y le canto agradecido” (Salmo 28,8).
  14. “Así mi corazón te cantará sin callarse jamás ¡Señor, mi Dios, por siempre te alabaré!” (Salmo 30,13).
  15. “Fortalezcan su corazón, sean valientes, todos los que esperan en el Señor” (Salmo 31,25).
  16.  “Tu mano día y noche pesaba sobre mí, mi corazón se transformó en rastrojo en pleno calor del verano” (Salmo 32,4).
  17. “él, que solo formó sus corazones, él, que escudriña todas sus acciones” (Salmo 33,15).
  18. “En él se alegra nuestro corazón, en su santo nombre tenemos confianza” (Salmo 33,21).
  19. “Sólo el pecado habla al impío en el fondo de su corazón; ¡ningún temor de Dios ante sus ojos!” (Salmos 36,2).
  20. “Pon fin a la maldad y a los malvados, y fortalece tú al justo, pues las mentes y los corazones tú sondeas, tú que eres un Dios justo” (Salmo 7,10).
  21. “Pon tu alegría en el Señor, él te dará lo que ansió tu corazón” (Salmo 37,4).
  22. “Pero su espada les traspasa el corazón y sus arcos se rompen” (Salmo 37,15).
  23. “Con la ley del Señor en su corazón, sus pasos no vacilan” (Salmo 37,31).
  24. “Mi corazón se estremece en mi pecho, una angustia mortal me sobrecoge; me invaden el miedo y el terror y el pavor me atenaza” (Salmo 55,6).
  25. “Oh Dios, mi corazón está dispuesto, mi corazón está atento, quiero cantar y tocar para ti” (Salmo 57,8).
  26. “Desde el confín de la tierra yo te grito, mientras el corazón me desfallece” (Salmo 61,3).
  27. “El justo se alegrará en el Señor y en él confiará; se congratularán todos los de recto corazón” (Salmo 64,11).
  28. “Si hubiere visto maldad en mi corazón, el Señor no me habría escuchado” (Salmo 66,18).
  29. “Tanta ofensa me ha partido el corazón, mi vergüenza y confusión son irremediables. Esperé compasión, pero fue en vano, alguien que me consolara, y no lo hallé” (Salmo 69,21).
  30. “Dios se porta muy bien con Israel con los que tienen puro el corazón” (Salmo 73,1).
  31. “¿De qué me sirve tener un corazón puro y mantener mis manos inocentes,…” (Salmo 73,13).
  32. “Cuando se exasperó mi corazón y punzadas sentía en mis entrañas” (Salmo 73,21).
    33- “Mi carne y mi corazón se consumen por ti, mi Roca, mi Dios, que es mío para siempre” (Salmo 73, 26).
  33. “Y me acuerdo, y por la noche mi corazón se atormenta, medito y mi espíritu se interroga: …” (Salmo 77,7).
  34. “Tentaron a Dios en sus corazones, pidiendo de comer para sobrevivir” (Salmo 78,18).
  35. “Fue su pastor con un corazón perfecto y con mano prudente los condujo” (Salmo 78,72).
  36. “Retornará el poder al que es Justo y con él, a los de recto corazón” (Salmo 94, 15).
  37. “La luz ya asoma para el justo y la alegría, para los de recto corazón” (Salmo 97, 11).
  38. “Y el vino que alegra el corazón del hombre. El aceite le dará brillo a su rostro y el pan fortificará su corazón” (Salmo 104,15).
  39. “¡Oh Dios, listo está mi corazón, quiero cantar, quiero tocar para ti con todo mi corazón!” (Salmo 108,2).
  40. “Porque soy pobre y desdichado, herido está mi corazón dentro de mí” (Salmo 109,22).
  41. ““¡Aleluya! Doy gracias al Señor de todo corazón en la reunión de los justos y en la asamblea” (Salmo 111,1).
  42. “No tiene miedo a las malas noticias, pues en su corazón confía en el Señor” (Salmo 112,7).
  43. “Su corazón está firme, nada teme, al final, despreciará a sus adversarios” (Salmo 112, 8).
  44. “Dichosos los que observan sus testimonios y lo buscan de todo corazón” (Salmo 119,2).
  45. “En mi corazón escondí tu palabra para no pecar contra ti” (Salmo 119, 11).
  46. “Corro por el camino de tus mandamientos, ahí me ensanchas el corazón” (Salmo 119,32).
  47. “Dame la inteligencia para guardar tu Ley, y que la observe de todo corazón” (Salmo 119,34).
  48. “Inclina mi corazón hacia tus testimonios y no hacia la ganancia” (Salmo119,36).
  49. “Su corazón está obstruido como de grasa, pero para mí tu Ley es mi delicia” (Salmo 119,70).
  50. “Que cumpla mi corazón sin falla tus preceptos para que no quede avergonzado” (Salmo 119,80).
  51. “Incliné mi corazón a cumplir tus preceptos, siempre y totalmente” (Salmo 119,112).
  52. “Te invoco, Señor, con todo el corazón, respóndeme, pues quiero observar tus preceptos” (Salmo 119, 145).
  53. “Con los buenos, Señor, pórtate bien, con los que tienen rectitud de corazón” (Salmo 125,4).
  54. “Señor, mi corazón no es engreído ni mis ojos altaneros: no he tomado un camino de grandezas ni de prodigios que me superaran” (Salmo 131, 1).
  55. “Te doy gracias, Señor, de todo corazón, pues oíste las palabras de mi boca. Canto para ti en presencia de los ángeles, …” (Salmo 138, 1).
  56. “Examíname, oh Dios, mira mi corazón, ponme a prueba y conoce mi inquietud” (Salmo 139,23).
  57. “Sana los corazones destrozados y venda sus heridas” (Salmo 147,3).

Conclusión

CERTIFICO que constan aquí, literalmente, los 40 Salmos que tienen la palabra “corazón”, después de revisarlos uno por uno.

DOY FE en Santiago de los Caballeros a los veintiséis (3) días del mes de junio del año del Señor dos mil veinte (2020). l

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.