PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Entre las obras presentadas en la exposición de 1981 en las que se registra el nombre de Iván Tovar, se encuentran: la “Antología de la Plástica Surrealista” de Daniel Filipacchi; “The Imagery of Surrealism” de J. H. Matthews (New York). De igual forma en el “Diccionario del Surrealismo” de José Pierre (París); y la obra “Los surrealistas” de Phiillipe Audoin (París).

Asimismo, aparece en el libro “El surrealismo en París” de Juan Ebara (Tokio); en el “Diccionario enciclopédico de E. Benezit y la obra “El surrealismo” de José Pierre (París). También, se cita su nombre en la obra “La pintura dominicana” de Jeannette Miller y “La pintura en la sociedad dominicana” de Danilo de los Santos.

En una publicación de Listín Diario del 3 de diciembre de 1981 se resalta que “Tovar está considerado entre los diez principales neosurrealistas a nivel mundial”. También, se apunta que sus pinturas “realizadas al óleo se han distinguido por la pureza en la técnica y en la ejecución. Su tratamiento del espacio y de los volúmenes ha ocasionado la admiración de todos los entendidos en arte y coleccionistas que han visto los trabajos que conforman su última exposición…”, refiriéndose a la exhibición en la Galería de Arte Moderno de Santo Domingo, donde como bien se reseñó en la pasada entrega, el artista presentó treinta obras.

La muestra de referencia fue comisariada por la reconocida especialista Jeannette Miller. En la misma se integraron óleos y obras sobre papel. Esto se corrobora al revisar la lista de precios que acompañó la propuesta en la que se registran 16 títulos correspondientes a las pinturas y 14 a los dibujos.

Por aquel entonces, los óleos de Tovar oscilaban entre los dos mil, los tres mil, los siete mil y los ocho mil pesos, en función de las dimensiones de las obras. De modo que será el galerista Ranier Sebelén quien, a partir de 1986, al asumir la representación exclusiva del artista, a través del Centro de Arte Sebelén, fije el valor de las piezas 100 x 81 cm en sesenta mil pesos dominicanos, cifra récord alcanzada en 1987. Continuará.

Posted in Crítica Arte
agency orquidea

Más contenido por Lilian Carrasco