OZARK

Compartir

El lavado de activo procedente de acciones delincuenciales es la base argumental de esta serie de TV en Netflix. Lleva varias temporadas, siendo que en la primera, un especialista en inversiones y finanzas es abordado por un cartel mexicano, en un momento de su vida en que junto a su esposa y sus hijos pasa por un momento crítico, y esa vida simple se va convirtiendo en un infierno cuando entra a blanquear dinero proveniente del narcotráfico. Y así es como lleva a su familia a la región del lago Ozark (la historia se desarrolla en un sencillo complejo turístico, inspirado en las cabañas de veraneo en cuyo muelle, el creador de la serie trabajó en los años ochenta mientras iba a la escuela, y ese lago va a ser parte de la historia pues tiene personajes enloquecidos por haber perdido sus tierras apropiadas por el gobierno para realizar una hidroeléctrica allá por los años 30). Adelantamos que lo mejor es la participación protagónica de la maravillosa actriz Laura Linney (3 nominaciones al Oscar y entre otros premios y nominaciones más de 100). Ella dice de la serie de 10 episodios de 1 hora cada uno: “Es sobre el dinero, la ambición y lo que la gente intenta hacer para ganar lo máximo que pueden, sobre las cosas por las que tienen que asumir las responsabilidades, sobre lo que ven o rechazan ver, sobre la negación, La serie es mucho más sobre la energía del dinero que sobre las drogas.” Igual que las series Fargo, Breaking Bad y Boardwalk Empire, esta se erige como una analogía de la sociedad norteamericana. Como en esas otras series citadas, sus personajes son antihéroes siendo el de Wendy (Laura Linney) el de mayor desarrollo y complejidad con un grado de transformación que impresiona y engancha, y más por ese virtuosismo de la actriz quien aborda todo con un sentido filosófico camaleónico pues a cada problema parece tener en la punta de la lengua una respuesta que bien puede ser helénica o racional o escolástica o positivista o existencialista o humanista o utilitarista, y hasta por momentos da una respuesta marxista, aunque el común denominador sea “sobrevivir con su familia a toda costa y cueste lo que cueste”. Y en ese sentido, es como descubrimos la naturaleza inspiradora de los guionistas para elaborar sus oportunos diálogos, y en general de los demás personajes de la misma serie; ya en la segunda temporada es ella, Wendy, quien va tomando cuenta de la batuta en todo.

HHHHH Género: Thriller / Duración: 10 episodios de 60 minutos c/u.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir