“Para ser buen artista la pasión es fundamental”

Compartir
Antonio Guadalupe fue presidente del Colegio Dominicano de Artistas Plásticos (CODAP) en tres ocasiones.

Con más de cuatro décadas dedicadas a la plástica dominicana, a través de las cuales ha realizado más de 20 exposiciones individuales y decenas de colectivas, Antonio Guadalupe es un consagrado pintor criollo cuya labor está cimentada sobre la corriente artística del expresionismo figurativo. Desde temprana edad estuvo ligado al mundo del arte. En su natal Moca, recibió las primeras lecciones del profesor Poncio Salcedo, y posteriormente fue descubierto “artísticamente” por la poeta y crítico de arte Aída Cartagena Portalatín y el prominente poeta Máximo Avilés Blonda, quienes estimularon sus primeros pasos. Guadalupe fue presidente del Colegio Dominicano de Artistas Plásticos (CODAP) en tres ocasiones.

¿Cómo se inició en el arte?
Comencé en el arte a muy temprana edad en mi natal Moca. Al lado de mi casa vivía Poncio Salcedo, un gran artista mocano que se convirtió en mi primer profesor. Yo iba y me sentaba cuando él pintaba. Admiraba demasiado su trabajo. Ir a ver su labor se convirtió en una rutina para mí, al punto que terminé ayudándolo a separar los lienzos y a darle fondo a los cuadros.

¿Cómo siguió su proceso?
Me mudé a Santo Domingo en el 1962. Me inscribí en Bellas Artes, pues aproveché la oportunidad que le daban a aquellos que eran de provincias en esa época para estudiar artes a través de becas. Allí encontré un gran maestro, Gilberto Hernández Ortega, que me enseñó mucho sobre el arte y la vida. Lamentablemente, no logré graduarme, porque la abandoné. Sin embargo, tenía las nociones fundamentales. Luego de eso, me fui a vivir a la ciudad de Nueva York, donde pasé un buen tiempo.

Cuéntenos sobre su proyecto en su natal Moca
Después de haber adquirido un poco de experiencia en Estados Unidos, retorné a Moca. Eso fue antes del 1965. En ese momento, motivado fundamentalmente por Aída Cartegena Portalatín y Máximo Avilés Blonda, quienes me motivaron a fortalecer mi carrera como artista, fundé la Academia de Artes Vincent Van Gogh, lo que hoy es la Escuela de Bellas Artes de la ciudad de Moca. La razón por la cual le puse ese nombre fue porque admiro profundamente a ese gran pintor. A través de esta academia pudimos realizar exposiciones en parques y otros espacios comunales. Varios de los que fueron mis alumnos, hoy día son valiosos artistas e inclusive ocupan puestos directivos en entidades ligadas a la cultura.

Háblenos sobre sus exposiciones
A lo largo de mi labor artística de más de cuatro décadas, he llevado a cabo más de 20 exposiciones individuales, y decenas de colectivas. Tengo un premio de la Bienal de Arte Plástica del año 1983, y tuve la oportunidad de llevar mi obra a bienales a lugares como Italia, Cuba, Cuenca, Venecia, entre otros. Una de mis más recientes exposiciones fue “Hombre y fauna”, que trata sobre la convivencia del ser humano con los animales. Esta exposición es un fiel indicador de que el hombre jamás podrá vivir sin la comunión de todo aquello que nos rodea, naturaleza viviente. Podría describir “Hombre y fauna” como magia en líneas, discurso y fantasía, ambientación de manchas que se acercan al abstraccionismo, que nos brindan un deleite y fascinación visual en todo su conjunto. Otras de mis exposiciones individuales han sido “Sátira Loca”, “Cristo x Todos”, “Cristo en la Capilla”, “Proyecto escultórico”, “Fantasía Dos”, y “Toro de tres cabezas”.

¿Cuál es su concepto artístico?
Lo que expreso en mi obra está cimentado sobre el expresionismo figurativo, a pesar de que he participado en varias corrientes artísticas. Una de las exposiciones donde más recojo este tipo de corriente es en una sobre Villa Altagracia, que fundamentalmente trata sobre los asentamientos en las montañas de ese lugar y su evolución, pero también cómo el establecimiento de casas fue causando deforestación. Sentía la necesidad de narrar eso en mis pinturas: una narrativa histórica. La pintura es mi vida. Creo que he tenido una participación muy hermosa dentro del campo de la cultura de nuestro país, y eso lo he seguido desarrollando, porque me he guiado de la determinación y la pasión, porque para ser un buen artista la pasión es fundamental.

¿Qué aconseja a quienes comienzan en el arte?
A pesar del sufrimiento que se pasa cuando se es artista, la inquietud y la creatividad hacen que esta labor se ame intensamente. Mi único consejo es que sean persistentes, y así lo lograrán, sobre todo ahora. En los años anteriores, en la década de los 60, 70 y hasta 80, dedicarse al arte era muy difícil. Ya no, las cosas son más suaves, porque estamos en la época del conocimiento, de la interrelación humana, del internet, y tienes a la mano el conocimiento a la mano para realizar un buen trabajo.

Dedicación
La pintura es mi vida. Creo que he tenido una participación muy hermosa dentro del campo de la cultura de nuestro país”.

Desafío
En los años anteriores, en la década de los 60, 70 y hasta los 80, dedicarse al arte era muy difícil. Ya no, las cosas son más suaves”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir