Los médicos de París

Desde finales del siglo XIX muchos médicos graduados en el Instituto Profesional como licenciados en medicina y cirugía viajaban al exterior, sobre todo a Francia para completar estudios y obtener un doctorado. Era tan relevante el tema que en una de las primeras reuniones de la Asociación Médica Dominicana se trató el tema: “En la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, a los ocho días del mes de enero de mil novecientos veintisiete, siendo las 8 horas de la noche, y encontrándose reunidos en el local que ocupa la Biblioteca Municipal, previa convocatoria ordinaria, los señores doctores: Pedro E. De Marchena, Rafael Alardo, Fernando Defilló, Heriberto Pieter, José D. Alfonseca, Carlos Regús, Troncoso De La Concha, Emilio Rodríguez Oca, Alcides Calderón y Hernán Cruz Ayala. Con la asistencia del infrascrito secretario interino, la presidencia declaró abierta la sesión. Inmediatamente el doctor Rodríguez Oca presentó su informe respecto a su gestión ante el ministro de Francia, concerniente a conseguir que los estudiantes y profesionales que quieran hacer estudios en Francia, puedan saber cuáles serían los trámites a seguir en aquella ciudad de París; y tratar de conseguir de las compañías francesas trasatlánticas una reducción del precio de pasaje para los mencionados profesionales; así como, el mayor número de datos para la construcción por nuestro gobierno, de una Casa de la República Dominicana en la Cité Universitaire de París, a semejanza de la que ya tienen otros países centroamericanos. Después de un cambio de impresiones sobre estos interesantes tópicos, se resolvió dar por escrito las gracias al Sr. Ministro francés, y suplicarle nos brinde la satisfacción de hacernos una visita, para puntualizar mejor este tema”.

El primer médico dominicano en trasladarse a Francia para estudios fue el doctor Alejandro Llenás en 1870. Entre los médicos que estudiaron en Francia podemos mencionar a los doctores Arturo Grullón, Darío Contreras, Francisco Henríquez, José Francisco García, Manuel Morillo, Emilio Ginebra, José Dolores Alfonseca, Luis Aybar, Evangelina Rodríguez, Abel González Quesada, Armando Ortiz, Manuel Mallén, Pascasio Toribio y Hermida García de Contreras. El doctor Alfonseca firmaba sus recetas “Alfonseca de París”.

El doctor Grullón obtuvo medalla de bronze con la tesis: “ Ensayo sobre los fenómenos simpáticos del ojo”. La tesis del doctor Contreras versó sobre : “tratamiento del chancro blando”. El doctor Manuel Morillo realizó estudios de cirugía y de ginecología, y en los años que estuvo al frente del hospital de La Vega, lo convirtió en uno de los mejores del país, y en 1919 gozaba de la fama de ser el más organizado y con mejores expedientes médicos de nuestro país. Sobre el doctor Alfonseca debemos resaltar además su compromiso social, ya que fue vicepresidente de la República en 1929. Su tesis versó sobre: ”Mecanismo patológico de la fiebre”. Uno de los más importantes médicos dominicanos por su labor como escritor de temas médicos ha sido el doctor Luis Aybar, quien se graduó en París en 1891 con la tesis: “Los canales eyaculadores en la hipertrofia de la próstata ( funciones sexuales luego de la operación de Frejer”. El doctor Aybar fue el primer dominicano en estudiar la especialidad de urología. El doctor Ginebra realizó estudios de Medicina Colonial y ocupó importantes cargos en toda la geografía nacional. El doctor José F. García, realizó su tesis sobre: “Perinorrafia por interposición”. Ejerció en La Vega y San Francisco de Macorís.
Los médicos de París aportaron gran cantidad de conocimientos que mejoraron sin duda la medicina dominicana del siglo XX. Tras la primera guerra mundial y la ocupación militar norteamericana de nuestro país dejaron de viajar los médicos dominicanos a Francia y empezaron a estudiar en los Estados Unidos de America.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.