PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La Iglesia de Santa Bárbara

Edificada a finales del Siglo XVI, en el mismo lugar, donde se encontraba la mina de la cual fueron extraídos los materiales para la construcción de todos sus monumentos.

Edificada a finales del Siglo XVI, en el mismo lugar, donde se encontraba la mina de la cual fueron extraídos los materiales para la construcción de todos sus monumentos.Su construcción tuvo lugar algunos años después de que fuera levantada la Catedral Primada de América. Los trabajos estaban bajo la dirección del padre Antonio, al cual algunos atribuyen también la construcción de la iglesia de Higüey. A lo largo de su existencia, el templo ha sido objeto de varias reparaciones.

Al inicio funcionó como parroquia ya que la zona en la cual operaba el puerto y la Atarazana era la parte más importante de la ciudad. Cuando se habla de esta iglesia, se resalta como un dato relevante, que en ella recibió las aguas bautismales el padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, pues fue precisamente en esta zona en la cual nació el patricio.

Sin embargo, un proyecto de remodelación, que inició hace cuatro años y que lleva meses paralizado, preocupa mucho a la feligresía que no puede entender cómo un monumento de tanta importancia, riqueza histórica y cultural, que ha sido testigo de hechos trascendentales, permanezca cerrado y no se vea claro, cuando volverá a abrir sus puertas.

En este templo, declarado Patrimonio de la Humanidad, donde el cuatro de febrero de 1813, recibió el sacramento del bautizo Juan Pablo Duarte. Es la primera parroquia Sufragánea de La Catedral, es decir, que es una diócesis que tiene cierta dependencia de la Catedral. Es conocida como la Parroquia de los Canteros.

En los datos recogidos sobre las notas arquitectónicas de esta construcción se puede leer que su fachada es de puro estilo español-colonial, con signo barroco encerrada entre dos torres desiguales que le dan un carácter muy original, con tres arquerías de ladrillo, dos arcos ciegos y uno con puerta. Las molduras barrocas y el rojo de los ladrillos resaltan sobre el blanco del fondo.

El interior es modesto, de una sola nave con ocho capillas de épocas diferentes, con decoración Gótico-Isabelina, está adornado con semiesferas en piedras, llamadas Bolas Isabelinas, que bordean arcos y ventanas. Consta de un hermoso tabernáculo de estilo barroco.

Reparación interminable

Desde hace más de cuatro años, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado y Patrimonio Cultural se embarcaron en el viaje sin fin de una reparación que no llega a término por desacuerdos entre ambas entidades y que solo perjudica a la feligresía y autoridades de la iglesia a quienes cada día se les hace más difícil celebrar su fe en las actividades eucarísticas que ofician con suma dificultad.

De acuerdo al párroco de la iglesia, el padre Yorky, hasta ahora lo único que han recibido son promesas de concluir unas reparaciones que llevan más de cuatro años y no avanzan. Asegura que la Oisoe y Patrimonio Cultural no terminan de ponerse de acuerdo, por lo que los trabajos se encuentran paralizados. “En la última reunión nos aseguró que iban a reiniciar los trabajos la semana próxima y nada”.

La iglesia está ubicada en el antiguo barrio de Los Canteros, su construcción data de finales del siglo XVI, su apariencia actual corresponde a las modificaciones realizadas después del terremoto de 1751.

Una remodelación que inició hace cuatro años y no termina de realizarse. Tiempo que lleva cerrado el templo. El párroco explicó que los trabajos iniciaron con mucho entusiasmo, cerraron la plaza y dejaron los trabajos inconclusos, tanto del templo como de la plaza.

En las mismas condiciones se encuentra la oficina del padre. Está cerrada inhabilitada.
“Estos cuatro años, han sido un desastre, todo está en el suelo. No se pueden celebrar bodas, bautizos, las actividades importantes y tradicionales, como la fiesta de Santa Bárbara. Aquí la Marina de Guerra, realizaba cada 18 de diciembre, la procesión, que consistía en sacar la virgen de la iglesia y pasearla por el mar. Ya no se saca de allí, sino que es sacada del santuario. Lo mismo sucede con la misa del Martes Santo, que se saca El Pacientísimo y no podremos hacerlo”, lamentó.

Resaltó que debido a los inconvenientes ocasionados por los trabajos de remodelación, la vigilia Pascual es toda una odisea, que consiste en amanecer la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección, lo que se presta para ser víctimas de los delincuentes.
“No es fácil lo que hemos vivido en este tiempo. Con mucha precariedad celebramos los sacramentos y las actividades. Es precario”.

Recuerda que cuando la Oisoe y Patrimonio Cultural dieron inicio a los trabajos le prometieron que no se tomarían más de seis meses, y cada vez que se cumple un tiempo, le dan otra fecha, hasta ver pasar cuatro años.

La calle trasera de la iglesia, da justo a las Ruinas de Santa Bárbara, donde aún se observan los cañones de la época colonial, desde donde los residentes en la isla se defendían de ataques de piratas e invasores. Cuatro cañones se mantienen en posición de defensa, un quinto, está en el suelo.

El padre Yorky De León

Lleva ocho años al frente de la iglesia. En esos ocho años, asegura que lo mejor ha sido la acogida que ha recibido de la gente. Los feligreses se sienten contentos con su presencia y colaboran con la iglesia. Hay una colonia cristiana que vive la fe. Aseguran que el barrio se ha tranquilizado más, ha disminuido el bullicio y el desorden en las calles. La plaza era escenario de espectáculos de toda índole, vandalismo, sexualidad, borrachos y asaltantes en la zona.

Antes de Santa Bárbara el padre estaba asignado a la Parroquia San Benito de Villa Mella, en El Edén. De ahí pasó al Padre Billini, como capellán y vivió en el Santuario de La Altagracia.

Lo que dice la historia

La primera referencia a la devoción y culto público a Santa Bárbara en España es de 1248 y se refiere a la conquista de Alicante y su castillo por don Alfonso (más tarde Alfonso X el Sabio), el día 4 de diciembre de dicho año. De ahí el nombre dado al castillo, que cuenta en su interior con una capilla dedicada a la Santa.

Casi desde el nacimiento de la artillería medieval, y probablemente por la intervención del rayo destructor en el relato de su martirio, los artilleros europeos se acogieron al patronazgo de Santa Bárbara, como se demuestra en un documento de 1431 en el que especifica que las compañías de artillería francesas se constituían bajo el amparo de esta Santa, o en otro que recoge los estatutos de 1477 de los culebrineros y los arcabuceros de Gante, en los que también se menciona su patrocinio.

En el tratado sobre la Artillería española “La platica manuale de artigleria” del famoso Luis Collado de Lebrija, fechado en Sevilla en 1606, se reconoce y explica la advocación a Santa Bárbara en dos capítulos que tratan “De la compañía y congregación de los artilleros bajo la devoción de la gloriosa Santa Bárbara”.

Patrimonio
En este templo, declarado Patrimonio de la Humanidad, el cuatro de febrero de 1813, recibió el sacramento del bautizo Juan Pablo Duarte”

Celebraciones
En esta iglesia se celebran las fiestas solemnes de culto a Nuestra Señora del Amparo, Patrona del Cuerpo de la Armada Dominicana”

Campanario
Las campanas pertenecían a la iglesia del Monasterio de San Francisco. En la parte posterior se encuentra el Fuerte de Santa Bárbara”.

Posted in Cultura
agency orquidea