PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La Ciudad Colonial tiene más de 20 iglesias, un número muy elevado para la pequeña metrópolis que constituía en su momento.
Y es que, ya sea como parroquia, convento o monasterio, la edificación de templos de carácter religioso constituyó una prioridad en tiempos de la colonia.

Esto podría entenderse, a juzgar por el interés de la Corona Española de difundir y practicar el cristianismo en las tierras conquistadas en América.

Una de esas iglesias es la iglesia levantada en honor a San Miguel Arcángel, patrono del Ejército Nacional de la República Dominicana, y cuya ubicación frente al parquedel mismo nombre y en el corazón del sector San Miguel, invita a visitarla y conocer su historia y la cotidianidad de la feligresía que asume sus tareas dentro del templo, en el entendido de que están dando cumplimiento a un mandato divino, del cual no deben rehusarse. El recorrido es largo y los atractivos de cada una de las iglesias lo hace aún más largo.

Es muy difícil pasar rápido por ninguna, siempre una imagen, el mobiliario, las esculturas, los altares, los vitrales, los techos, la arquitectura en sentido general, atraparán la atención del visitante que querrá mirarlo y tocarlo todo, que querrá preguntar e informarse del más mínimo detalle.

Las paredes de piedra, los pisos de mármol, las obras de arte, máximas expresiones del arte sacro, forman parte del atractivo, así como la fe que se manifiesta en la señora que entra de rodillas, bañada en lágrimas, hasta el altar, que levanta los brazos hacia el cielo, dando gracias por un milagro concedido o pidiendo clemencia ante la dureza de alguna “prueba”.

En cada una de las iglesias es notoria la presencia de varias señoras que en diferentes horarios se dedican a asear el templo, arreglar las flores y asistir en los trabajos de la capilla.

Cada una, como cada año, elabora y desarrolla un calendario de actividades para conmemorar La Cuaresma y la Semana Santa, fiestas más trascendentales de la Iglesia Católica. Para estas fiestas se integra toda la feligresía, algunos amigos y familiares de los visitantes habituales que eligen pasar los días de asueto en recogimiento y meditación.

El Calendario Católico, se activa en tiempos de Cuaresma. Las celebraciones inician con el Miércoles de Ceniza, el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano, como así también de diversas denominaciones protestantes (luterana, metodista, presbiterana y algunas bautistas). Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa. Luego el Viernes de Dolores o Viernes de Pasión, viernes anterior al Domingo de Ramos, comprendido dentro de la última semana de la Cuaresma, conocida por la Iglesia como Semana de Pasión.

En algunas regiones es considerado como el inicio de la Semana Santa o Semana Mayor, al iniciarse en éste las procesiones. Previo a la Semana Santa, se celebra el Domingo de Ramos, último día de la Cuaresma y el primer día de Semana Santa. En el Domingo de Ramos, los cristianos conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén, montado en un asno, aclamado como hijo de Dios, días antes de su pasión, muerte y resurrección.

Este recorrido abarcó otras edificaciones religiosas ubicadas en la Zona Colonial de Santo Domingo, unas muy conocidas, otras no tanto. Es por eso, que llama la atención que casi no se les conoce, sin embargo, cuando uno se acerca y comienza a conocer su historia, se da cuenta de la importancia que tuvieron en los tiempos de la colonia.

Iglesia de La Altagracia

De impecable color blanco, es la edificación más atractiva en ese nivel de la calle Hostos. Esta iglesia de la capital dominicana se encuentra al lado de las ruinas del Hospital de San Nicolás de Bari, en la Zona Colonial. Fue mandada a construir por Nicolás de Ovando en 1503, por lo que es el primer edificio religioso del Nuevo Mundo, y el más antiguo. Inicialmente era una pequeña capilla de piedra anexionada al hospital, pero en 1922 se levantó sobre sus ruinas la actual iglesia.

En una tarja a la entrada puede leerse, “Tributo de amor, reconocimiento y eterna memoria, que el pueblo de Dios, la jerarquía eclesiástica y el Gobierno Nacional, rinden a su augusta madre y protectora Santa María Virgen de la Altagracia, como recuerdo de su canónica y pontificia coronación en el Altar de la Patria, el 15 de agosto de 1922, la apertura de su insigne basílica Catedral en Higuey, el 21 de enero de 1971 y su solemne consagración, el 15 de agosto de 1972. Ave maría”. Luca Burato, es el párroco, lleva dos años en la iglesia.

Hay misa a las seis de la tarde, de lunes a viernes, los sábados además de la misa de las seis, ofician la misa de los catecúmenos, que tiene lugar a las ocho de la noche y se extiende por tres horas. Los domingos hay tres misas, una a las ocho de la mañana, la otra a las 10 y la tercera a las seis de la tarde.

Los niños participan en el coro y asisten a la misa de los catecúmenos.

Iglesia San Miguel Arcángel

Construida por 1740 de acuerdo a los datos recogidos en la historia, se edificó para los practicantes africanos que estaban en Santo Domingo.

La iglesia San Miguel fue destruida por el terremoto en 1751, que destruyó casi todas las edificaciones de ese entonces, y fue reconstruida en el 1765.

Sencilla y desprovista de la exuberante belleza de sus vecinas, es una capilla de oración continua.

San Miguel Arcángel, es el Patrón del Ejército Nacional, por lo tanto, el templo es apadrinado por la Jefatura del Estado Mayor, Ejército Nacional.

El párroco, fray Kelvin Acevedo Almonte, lleva tres años en la iglesia.

Cerca del mediodía, en su interior se encontraba María Altagracia, quien lleva 13 años dedicada a las labores de limpieza y mensajería de la parroquia.

Ella, en ese momento estaba recibiendo las flores para arreglar el altar y para colocar en los floreros que adornan el templo.

María explica que cada vez que una pareja contrae matrimonio, ella se encarga de llevar a la oficialía la documentación de los contrayentes, a los fines de que el juez los firme.
Asegura que toda la vida ha estado vinculada a la vida religiosa, ya que su abuela y su padre pertenecían a la iglesia.

Dice que su labor corresponde al cumplimiento de una misión encomendada por Dios. “Al principio, no quería integrarme a estas tareas, porque yo no sabía nada de eso, pero el padre de entonces, me dijo que no me preocupara que yo iba a aprender”.

Actividades Semana Santa

La Iglesia Católica explica: La Semana Mayor, como también se conoce, inicia con el Domingo de Ramos y finaliza con el Domingo de Resurrección, sin embargo, su celebración tiende a comenzar en diversos lugares el viernes anterior, que sería Viernes de Dolores. Su fecha de celebración puede variar entre marzo y abril dependiendo del año. La Cuaresma es previa a la Semana Santa, la cual finaliza con la Semana de Pasión, donde se celebra la eucaristía del Jueves Santo con el lavatorio de los pies y el Viernes Santo se rememora con la Crucifixión de Jesús.

El Jueves Santo y Viernes Santo, son los días más importantes en este tiempo, donde es conmemorada la muerte de Cristo, Sábado Santo cuando es enterrado y concluye con el Domingo de Resurrección.

Belleza
El recorrido es largo y los atractivos de cada una de las iglesias lo hace aún más largo. La arquitectura, atrapará la atención del visitante”

Actividades
Cada una, como cada año, elabora y desarrolla un calendario de actividades para conmemorar La Cuaresma y la Semana Santa”.

Posted in Cultura
agency orquidea