PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La provincia Hermanas Mirabal ha vestido de color sus paredes con ricos murales que dan vida a los espacios públicos, convirtiéndolos en paradas turísticas para los locales e internacionales, que destacan principalmente la beldad de la cultura dominicana, su gente, su música y actividades económicas.

La particularidad de estos murales, es que además recogen la historia de esa tierra. La mayoría son alusivos a la vida de las Hermanas Mirabal, cuyos rostros son artísticamente trazados una y otra vez en distintos espacios públicos, como oficinas estatales, paredes de negocios, parques e incluso dispensarios de agua.

Dentro de los más llamativos y antiguos, que requieren una parada obligatoria para su admiración es el gigantesco y colorido tanque de agua, ubicado en la entrada de Salcedo. En esta curiosa obra de arte están pintados los rostros de las cuatro Hermanas, Patria, Minerva, María Teresa y Bélgica Adela Mirabal (Dedé). La cuarta mencionada, es la única sobreviviente del sangriento hecho ocurrido un 25 de noviembre de 1960.

El sello de identidad de estas hermanas es un mágico y colorido insecto que representa la belleza femenina y la libertad: la mariposa. La misma vuela por muchas paredes en todo el territorio de la provincia y ha sido la inspiración para la aplicación de nombres en varios establecimientos en Salcedo, como la estación de combustible “Total Energies Las Mariposas”, la “Farmacia Las Mariposas”, el “Parque Las Mariposas”, entre otros locales.

Otro lugar en el que deslumbra ese frágil y hermoso animalito, es el Anfiteatro de Las Mariposas, ubicado a la salida de Salcedo, justo al lado de del Parque Infantil Las Canquiñas. Una maravillosa y gigantesca obra de arte, construida con pedacitos pequeños de cerámicas.

Actividad económica, costumbres y tradiciones

Lo que también representan estos coloridos murales a través de su arte, es la actividad económica de esta provincia: la agricultura. Los salcedenses, personas oriundas de Salcedo, se dedican mayormente a la producción de cacao y café, que están entre los más importados del país.

Esta actividad queda hermosamente enmarcada en pinturas que muestran a agricultores recolectando café y cacao. Otros muestran sus costumbres, tradiciones, música y estilo de vida, con hombres y mujeres tocando y bailando desde las paredes del Parque Recreativo de Salcedo.

También se destaca la rica fauna y flora de esa región con pinturas de caballos, vacas, flores y más mariposas, que además de su significado por las hermanas, también son vistas en los jardines de las casas, mayormente de madera, construidas en esa región. Ese estilo de construcción en los campos es también fuente de inspiración para la creación de los murales.

Espacios desde donde se honran a las mariposas  

Aparte de la visita por los murales, hay otros lugares desde donde se pueden honrar las memorias de las Hermanas Mirabal. El primero y más visitado, es La Casa Museo de las Hermanas Mirabal, ubicada en la carretera Conuco de Salcedo. En esta casa, las Mirabal vivieron los últimos 10 meses de su vida y se encuentran todas las pertenencias de la familia Mirabal Reyes. Ahí también se encuentra, desde el año 2000, la Biblioteca Dra. Minerva Mirabal, que alberga libros alusivos a esa época, destaca la personalidad intelectual de Minerva y todo lo relativo al Día Internacional de la no violencia Contra la mujer, un acontecimiento aprobado por la ONU en 1999. 

El segundo lugar más visitado, para quienes quieren continuar la ruta por la vida de las hermanas, es la casa donde nacieron y se criaron, ubicadas en Ojo de Agua Salcedo. Frente a esa casa, hay un parque llamado “Plazoleta Hermanas Mirabal”, lugar donde se encuentra lo que quedó del vehículo en el que se trasladaban el día que fueron asesinadas, junto a su chofer Ruffino de la Cruz.

Otro lugar desde donde se puede honrar su memoria en Salcedo, es desde “La casa de Patria”, ubicada en San José de Conuco. En ese alberga una réplica del jardín y de las ruinas de la casa donde vivía Patria, la cual fue saqueada y quemada por los calieses de la dictadura, tras su asesinato. 

Lo murales y espacios restaurados de las Mirabal, llegaron a darle vida y agregarles otros colores al rojo de la sangre que corrió el día de la horrorosa tragedia provocada por el régimen de Rafael Leónidas Trujillo, que apagó la vida de las Mirabal, de su familia y de esa tierra, en esa época. Pero de esa triste historia, el arte encontró la salida para transformarlo y lograr, de paso, es fortalecer el turismo cultural y artístico de la región.

Posted in Cultura
agency orquidea