PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

¡Solo los abuelos pueden saltarse las normas!

A menudo se dice que los padres tienen que educar a los niños y los abuelos, malcriarlos. Es entendible que los abuelos quieran disfrutar de sus nietos de manera diferente de cómo lo hacen o experimentan los padres.


Los abuelos son un pilar fundamental en la educación de los nietos, les transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño y estabilidad… Sin embargo, el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen emocionalmente con el contacto con sus nietos.

Los abuelos son una excelente referencia afectiva dentro del grupo familiar, pero lo razonable es que, expresando sus ideas respeten las de sus hijos, que tienen derecho a equivocarse, como lo hicieron ellos.

 La ayuda que pueden ofrecer es formidable pero siempre que respondan a las demandas de los padres y no a sus propios ideales.

Los abuelos son magos con capacidad de crear recuerdos inolvidables para sus nietos.

Así como los abuelos tienen que respetar los derechos de los demás, es bueno que  a ellos también se le respeten sus derechos, en nuestro país existen leyes y organizaciones para velar por ellos.

Protección de la Persona Envejeciente

La ley 352-98 de 1998 sobre Protección de la Persona Envejeciente, crea el  Consejo Nacional De La Persona Envejeciente (CONAPE) que es la entidad responsable de diseñar las políticas nacionales a favor del adulto mayor.

En el momento en que los abuelos entran por la puerta, la disciplina sale pitando por la ventana.

La ley 352-98 y su reglamento tienen como objetivo sentar las bases institucionales y establecer procedimientos de protección integral a los adultos mayores, sus derechos a una vida activa, productiva y participativa, donde se respete su dignidad, libertad, convivencia familiar y comunitaria, a la recreación, a la cultura y a la igualdad.

Los abuelos  es el segmento de la población que requiere mayor atención, por su naturaleza vulnerable, por lo que no puede ser objeto de discriminación alguna en razón de su edad, salud, religión, credo político o razones étnicas.

La familia, la comunidad, la sociedad en general y el Estado tienen el deber de garantizar, con absoluta prioridad y efectividad, la protección de los derechos relativos a la vida, la salud, la alimentación, la recreación, la cultura, el respeto de su dignidad, libertad, y convivencia familiar y comunitaria.

Los abuelos están ahí para ti y su amor es verdadero e incondicional, ellos tienen la oportunidad de potenciar el lado creativo de sus nietos con historias que recordarán para siempre

Los abuelos son esas personas a las que le tenemos un cariño especial. ¡Solo los abuelos pueden saltarse las normas!

Posted in CulturaEtiquetas
agency orquidea