PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El trágico y espectacular asalto fue el primero de semejante magnitud en el país y fue un claro desafío a la autoridad del dictador Rafael Leonidas Trujillo.

El día 06 de noviembre del año 1954 unos desaprensivos ingresaron a la sucursal del Royal Bank of Canada de la ciudad de Santiago, cargando con una cantidad de dinero que ascendía a unos 149,268 pesos y tronchándoles la vida a dos personas. A propósito de que mañana se cumplirán 68 años de haber ocurrido el suceso, la Zona Retro de hoy está rememorando el acontecimiento.

El insólito atraco sucedió la mañana del 06 de noviembre del 1954, el reloj marcaba justamente las 9:05.
Los asaltantes llegaron al lugar en un vehículo tipo sedán color negro, con placa camuflajeada. Los siete se desmontaron del vehículo con finos trajes y maletines en mano, acto seguido ingresaron al banco y preguntaron por el gerente a quien le manifestaron que eran funcionarios del Gobierno y debían realizar una investigación.

Luego de presentarse con el gerente los atracadores lograron conseguir que la bóveda del banco les fuera abierta y procedieron a extraer el dinero que se encontraba en ella. Los atracadores tomaron el dinero y encerraron dentro de la bóveda a unos 7 empleados.

La aparente finalidad de los atracadores era que los empleados dentro de la bóveda perecieran asfixiados, puesto que tuvieron la precaución de desconectar un abanico eléctrico que estaba dentro de la mencionada caja de caudales.

Durante el asalto una de empleada se vio obligada a acompañar a uno de los asaltantes hasta la casa del también empleado George Beltrán, poseedor de la combinación de la bóveda. Los tres retornaron en el carro negro propiedad de uno de los asaltantes.

Victimas

El minuciosamente planeado atraco dejó un saldo de 2 personas muertas y 1 gravemente herida.
Las victimas mortales fueron Francisco Antonio Persia Rodríguez y José Manuel Fernández Núñez, quienes se desempeñaban como mensajeros del banco.

Persia Rodríguez fue hallado golpeado y estrangulado en el interior de un sanitario. Mientras que el cuerpo sin vida de Fernández Núñez fue localizado en un armario destinado para archivar papeles con rastros de estrangulación y golpes.

La otra víctima fue Julio Zeller, contador y subgerente del banco, a quien las autoridades al principio lo daban por muerto. Zeller fue raptado por los asaltantes, pues uno de ellos pensó le sería útil para negociar con la Policía en caso de verse en una encrucijada.

Al final Zeller fue dejado por muerto pero no sin antes haber sido estrangulado con una cuerda que dejó un doble surco circular en su cuello. Además recibió un contundente golpe en la cabeza que le hundió un hueso del cráneo.

El contador a pesar de todos los golpes permaneció con vida aunque gravemente herido.

El rescate

Los siete empleados encerrados en la bóveda vivieron momentos de angustia, desde el interior de esta se escuchaban apagadas voces que clamaban auxilio, por lo que las autoridades rápidamente tuvieron que buscar ayuda para abrir la puerta.

Se valieron de un soplete de acetileno, con el que se hizo una abertura a través del acero, el gerente dio la combinación y se procedió a abrir la caja, salvando así de la muerte a los 7 empleados que estuvieron encerrados por más de una hora.

Los rescatados

Los rescatados fueron Luis Rodríguez, gerente; George Beltrán, María Machado de Perez, José Alfredo Victoria, Dagoberto Rodríguez Camacho, Juan Florencio Sarnelli y Mercedes Lantigua.

Según se comprobó, los empleados encerrados lograron romper la puerta interior de cristal, con la que facilitaron su comunicación con el mundo exterior.

Capturados

Gracias a una ardua acción de las autoridades en tan solo un día los responsables del atraco fueron localizados y capturados.

Los capturados fueron Eudes Maldonado Díaz, cabecilla de la banda; José Ulises Almonte y Almonte, chofer; Vinicio Manuel Maldonado Díaz, hermano de Eudes; Cristóbal Martínez, Evaristo Carmona, Luis Sosa y Bienvenido Antonio Pichardo Saleme, alias El Chino.

La captura fue dirigida por el jefe de Estado Mayor del Ejército, general de brigada Virgilio García Trujillo. En el operativo también fue recuperado el botín con el que habían huido los asaltantes.

Condena

A tan solo días de haber sido capturado, los asaltantes fueron llevados a juicio. El proceso judicial de los implicados inicio el 09 de noviembre de 1954 y culminó el 14 de diciembre de ese mismo año. Eudes y los demás asaltantes directos fueron condenados a 30 años de prisión.

Agradecimiento del Royal Bank of Canada

Por la rápida captura de los asaltantes, el 07 de noviembre los altos ejecutivos del banco dirigieron un telegrama en agradecimiento al presidente de ese momento Rafael Leonidas Trujillo.
A continuación un fragmento de lo que expresaba el Telegrama: “no tenemos medio con qué expresarle nuestro gran aprecio y gratitud a su Excelencia y al superior gobierno por las medidas rápidas y eficaces que han llevado a cabo las autoridades en lamentable accidente ocurrido, sin precedente en esta Era de Paz que vive la República”.

“Deseamos expresar nuestras más sentidas gracias a Su Excelencia y nuestras sinceras felicitaciones a sus subordinados por su espléndida y eficaz cooperación”.

Posted in Zona Retro
agency orquidea

Más contenido por Víctor M. Puente Adames