Carmen Josefina Lora Iglesias (Piky), una madre guerrera

Carmen Josefina Lora, Carmen Lora 13 de enero 1962 y Carmen Josefina Lora Iglesias, 19 febrero de 1975. ogm
La oficialización de su matrimonio se produjo en plena guerra civil

Las madres son consideradas como el ser más sublime que existe en la tierra, por eso esta sección durante el mes de mayo está dedicada a todas ellas.

En esta oportunidad Zona Retro se place en recordar la vida y figura de Carmen Josefina Lora (Piky), una mujer luchadora, inteligente y por supuesto una madre ejemplar.

Fue una destacada jurista, política, y revolucionaria que veló por la transparencia gubernamental.

Sus primeros años

Carmen Josefina Lora Iglesias, abre los ojos por primera vez a la vida el 28 de julio de 1940 en la ciudad de Santiago, sus padres fueron Armando Lora y Altagracia Iglesias. Creció en un ambiente silencioso anti trujillista lo que creó en ella un espíritu de rebeldía. Sus padres le apodaron “Piky”, porque cuando apenas estaba empezando a hablar en vez de decir su nombre (Carmen Josefina), esta entre balbuceos decía “Pikitin”.

Con apenas 17 años de edad Piky se desplazó hacia la ciudad capital, y se matriculó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), allí fue acogida prontamente por los grupos opositores a la tiranía trujillista como el Movimiento Clandestino 14 de Junio, el cual le asignó la misión de servir de correo clandestino entre Santo Domingo y San Francisco de Macorís.

Luego de ejecutarse el ajusticiamiento del dictador, Piky junto a otros compañeros universitarios deciden fundar la Federación Dominicana de Estudiantes (FED), integrada en su mayoría por militantes de la izquierda revolucionaria.

Lora logra graduarse como doctora en derecho en octubre del 1962, pero no decide ejercer su profesión hasta varios años más tarde.

Espíritu revolucionario

Carmen Josefina nunca ocultó su espíritu revolucionario, con apenas un año de haber culminado su carrera universitaria, en 1963 a raíz del golpe de estado al gobierno de Juan Bosch esta decide participar en los planes de guerrilla del Movimiento 14 de Junio. Ella junto a otros 150 combatientes se asentaron en Quita Sueño, San José de Ocoa; siendo ella la única mujer del grupo.

En diciembre del 1963 Piky decide entregarse a las autoridades que le seguían el rastro por su participación en la guerrilla.

Permaneció bajo rejas durante tres meses en la cárcel de La Victoria, de la cual por constantes confrontaciones con el coronel de la Policía encargado del recinto, fue trasladada a la cárcel de San Cristóbal, donde permaneció tres meses más, posterior a su condena fue deportada hacia París, Francia, y de paso a Cuba donde recibió entrenamiento militar.

Luego de un breve tiempo en el exilio Carmen decide regresar al país en 1965 en plena guerra civil. Se reintegró inmediatamente a las filas del Movimiento 14 de Junio, esta vez con el cargo de secretaria del Comité Político del 14 de Junio y profesora de la Academia 24 de abril, donde impartió entrenamiento a los combatientes constitucionalistas.

Vida política

Ya finalizada la guerra civil en 1966, Piky decide retornar a su natal Santiago y comienza a ejercer su profesión de jurista. Se inclinó por la legislación de tierras, y con el pasar del tiempo se convirtió en una de las más prestigiosas abogadas del país en esa área.

A partir del año 1978, ocupó cargos públicos relacionados a su formación profesional. Se desempeñó como Registradora de Títulos del Distrito Nacional, luego como jueza del Tribunal Superior de Tierras, pasó a ser Directora General del Catastro Nacional a partir de 1996 y miembro del Comisionado para la Reforma de la Justicia.

Vida de madre

Dentro de esa mujer luchadora e imponente también encontramos a una madre ejemplar que supo encaminar a sus hijos por el mejor de los senderos.

Lora fue madre de Laura y Tania Acosta, y Patricia Solano; estas las recuerdan con mucho orgullo y admiración. Tal era la admiración que su hija mayor, Patricia Solano, decidió encaminarse por el camino del activismo, participando en manifestaciones de gran importancia en el país.

Piky también llegó a convertirse en abuela de dos nietos, los cuales disfrutaba bastante durante su tiempo libre.

Logros y méritos

Entre las grandes conquistas alcanzadas por Piky Lora debemos mencionar la denuncia que realizó en el año 1997 contra la enajenación de forma fraudulenta de la zona costera de Bahía de las Águilas, Pedernales. Gracias a su denuncia, la cual defendió hasta el último momento de su vida, hoy en día esos terrenos le pertenecen al Estado dominicano.

El Poder Ejecutivo la galardonó con la Medalla al Mérito de la Mujer, como homenaje por su trayectoria de vida y a su lucha, desde la contienda bélica como también desde el escenario de los tribunales de la justicia, por la soberanía y la dignidad de la República Dominicana. Sin lugar a dudas, una madre ejemplar.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.