La interrupción del año escolar en 1970

Parte frontal del local de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP).
El presidente Joaquín Balaguer ordenó el cierre de las escuelas vía el decreto 4876

El pasado lunes 02 de noviembre el Ministerio de Educación (MINERD), inició un año escolar sin precedentes en el sistema educativo dominicano.

Por primera vez, los niños y adolescentes del país se verán obligados a tomar clases por medio de dispositivos digitales y a través de una amplia red de canales de televisión y emisoras de radio.

El año escolar 2019-2020, fue suspendido sin desarrollarse a su totalidad debido a los efectos del Coronavirus, enfermedad infectocontagiosa que ha cobrado la vida de más de un millón de personas en el mundo.

La suspensión de 1970

En el año 1970, la docencia en las escuelas públicas también se vio afectada, esta vez no por una pandemia. Entonces las escuelas vivían un ambiente de agistación por la tensión política de la primera reelección de Joaquín Balaguer y el rechazo de la juventud estudiantil y amplios segmentos de la sociedad.
Entonces, se recurrió al cierre temporal para crear un ambiente favorable para las elecciones del 16 de mayo.

La decisión fue adoptada por Balaguer mediante el decreto 4876, que ordenó cerrar todas las escuelas públicas a excepción de las establecidas en las zonas rurales.

La disposición que entró en vigor el 06 de abril del citado año, también ordenaba a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas a ocupar los locales de los centros educativos para proteger la propiedad del estado.

La decisión del presidente originó protestas de diversos grupos estudiantiles. Se registraron varios incidentes en el entonces Distrito Nacional, donde los estudiantes recorrían las calles vociferando lemas contra el gobierno y a favor de la reapertura de las escuelas.

El Comité Revolucionario Camilo Torres; el Movimiento Popular Dominicano (MPD) y el Frente Estudiantil Flavio Suero (FEFLAS), fueron de las agrupaciones que alzaron su voz contra la paralización del año escolar.

En una comunicación enviada a los medios de comunicación de la época, el Comité Camilo Torres manifestó que la interrupción de la docencia en los liceos, fue ocasionado por la oposición de la juventud estudiantil al intento continuista del presidente Joaquín Balaguer.

Mientras, el MPD sostuvo que el cierre pretende callar la voz revolucionaria del estudiantado que se manifiesta contrario a la política de Balaguer; del mismo modo el Flavio Suero dijo que el presidente tomó la medida al no poder aceptar que los estudiantes se manifestaban diariamente en contra del terror.

El decreto del presidente también perjudicó la docencia en los centros educativos privados. Los colegios determinaron cerrar sus aulas en solidaridad con las escuelas públicas y porque eran objetos de amenazas de grupos no identificados.

El doctor Joaquín Balaguer, presidente de la República en 1970. OGM

Situación en el nivel superior

En la Universidad Autónoma de Santo Domingo se instalaron efectivos policiales y militares para evitar protestas en la casa de altos estudios, las principales vías de acceso al recinto universitario fueron bloqueadas con tanques y carros de asaltos de diferentes tamaños.

La ocupación fue calificada por el doctor Rafael Kasse Acta, rector de la UASD, como una violación a la libre educación y al derecho del pueblo a estudiar; así lo enunciaba el periódico elCaribe en su edición del 08 de abril de 1970.

Tras la irrupción de las tropas militares y policiales en los alrededores de la primada de América, las autoridades de la academia suspendieron la docencia, afirmando faltas de garantías para realizar su labor.

Por otro lado, la Universidad Católica Madre y Maestra interrumpió sus tareas docentes después de las manifestaciones anti reeleccionistas realizadas por los estudiantes en su campus universitario. A diferencia de la UASD, está no fue custodiada por los cuerpos castrenses.

El origen de la ADP y la reapertura de las escuelas
La Asociación Dominicana de Profesores (ADP), surgió como iniciativa de maestros de distintos niveles del país que buscaban abrir las escuelas, levantar el cerco militar y policial de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y reiniciar el año escolar.

En la reunión celebrada en el Teatro Agua y Luz del Centro de los Héroes se resolvió denominar el encuentro con el nombre de Asamblea Nacional del Magisterio Prof. Eladio Peña de la Rosa, en homenaje póstumo al maestro asesinado en el cumplimiento de su deber.

También se determinó protestar por el cierre de las escuelas públicas impuesto por el decreto 4876, y solicitar al Poder Ejecutivo su derogación inmediata, en vista del mandato constitucional que impone al Estado velar por la educación de la ciudadanía.

Además, crear la Asociación Dominicana de Profesores, como organismo que permita al profesorado participar activamente en la toma de decisiones y en la determinación de las mejores soluciones frente a la problemática educativa nacional.

El gobierno ordenó la reapertura de los planteles por medio del decreto 4959, firmado por Manuel Ramón Ruiz Tejada, presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que ejercía la presidencia de forma interina tras Joaquín Balaguer dejar su despacho para garantizar “mayor pureza” de3 las elecciones celebradas el 16 de mayo de 1970.

El decreto dispuso el reinicio de clases a partir de los días 29 y 30 de abril del citado año, en todos los centros educativos privados y secundarios de la República Dominicana.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.