María Cristina Camilo, figura icónica de la RD

María Cristina Camilo, a quien vamos en foto del 12 de septiembre 1950, para esa fecha acababa de ser designada por el coronel José Arismendy Trujillo (Petán) para desempeñar el cargo de locutora en las emisoras de La Voz Dominicana, hoy, Corporación Estatal de Radio y Televisión, CERTV, canal 4.
Presentó el primer programa que se trasmitió por la televisión dominicana y es la primera mujer en ejercer la locución en el país

En la República Dominicana el mes de mayo es uno de los meses más importante del año, dedicado a rendirle tributo al ser más especial de esta tierra, las madres. Por esta razón, en la entrega de hoy, traemos un especial donde resaltamos el trabajo digno de una mujer que se ha sabido ganar el corazón de todos los dominicanos, se trata de doña María Cristina Camilo Rodríguez, cariñosamente “Maíta”, quien ha tenido la fortuna de ser madre, abuela y bisabuela, pero además, es enfermera, locutora y actriz de cine y de teatro. En la actualidad tiene 102 años de edad.

Hablar de María Cristina es sinónimo de amor, disciplina, trabajadora incansable, loable, perseverante y entregada, entre muchas otras cualidades más. Pues, la señora Camilo es la persona que más años ha dedicado a los medios de comunicación del país. Nacida en San Francisco de Macorís, el 25 de diciembre de 1918, hija de los señores Basilio Camilo Pantaleón y de María Antonia Rodríguez, quien falleció cuando ésta estaba muy pequeña, por lo que fue criada por la hermana de su padre biológico, Basilia Camilo Pantaleón de Amarante y por su esposo, Bartolo Amarante Méndez. Esta profesional del micrófono, cursó sus estudios primarios en el Colegio Inmaculada Concepción, en La Vega, donde aprendió a hablar correctamente, y a tocar el piano y la mandolina.

A su salida de la escuela, empezó a estudiar enfermería en su ciudad de origen, aunque su deseo era ser médico. Sin embargo, no tenía los recursos necesarios para cumplir su sueño, así que se dedicó a una rama de la medicina y se graduó de enfermera quirúrgica, en un centro de estudios que pertenecía a los norteamericanos que habían ocupado el país en el período 1916-1924. Como profesional de la salud, Maíta trabajó en un hospital de su pueblo natal, bajo la dirección del doctor Antonio Tejada Guzmán, quien observó de ella el buen trato que tenía con los pacientes, cualidad que motivó al galeno a ofrecerle un trabajo en su creada clínica, allí María Cristina permaneció por 12 años, pero decidió emprender un viaje a la capital de Santo Domingo en busca de una mejora salarial, ya que los 20 pesos que ganaba al mes en ese centro privado no les eran suficientes para cubrir los gastos de su hijo Danilo quien estaba culminando la primaria y debía iniciar en la Escuela Normal. Al llegar a la ciudad, se hospedó en casa de su prima, Trina Amarante de Sánchez y por medio de una hermana de su prima, recibió la invitación de ir al programa el Bazar del Aire conducido por el reconocido locutor ya fallecido, Homero León Díaz, de La voz del Yuna, donde escuchó un anuncio que cambiaría su vida por completo desde ese día. La queridísima Maíta es pariente de las hermanas Mirabal, ellas eran sus primas segundas, a través de su padre biológico, quien era primo hermano de Mamá Chea, madre de las Mirabal.

Aquí vemos a doña María Cristina Camilo, en foto del 11 de agosto de 1990, quien muestra los premios que ha recibido a lo largo de su carrera profesional en los medios de comunicación.

Trayectoria

María Camilo vino a Santo Domingo con la intención de trabajar como enfermera en el hospital Marión, sin embargo sus planes habían tomado otros rumbos, luego de escuchar en el programa de Homero León Díaz, al locutor, gloria y voz de oro nacional, Ramón Rivera Batista, quien anunciaba que se necesitaban a cinco locutores para trabajar en esa planta televisora. Al oír dicho anuncio, doña María Cristina Camilo se motivó a participar en la convocatoria, y al día siguiente se presentó en el lugar para ser evaluada y su primera entrevista la tuvo con Petán. “Aquello no fue fácil. Sentí el miedo que todo profesional en un principio vive. Luego me llené de valor, confié en mis potencialidades, olvidando la libreta y el micrófono que tenía al frente, para darle paso a mi voz y creatividad”. Luego de esa evaluación que le dio el pase para formar parte del staff de la planta, María Camilo fue nombrada con un sueldo de 75 pesos mensuales que no cobró porque al cabo de quince días le aumentaron a RD$ 100.00. Por designio de Dios, a partir de ese momento, doña María Cristina Camilo emprende la profesión de la locución de manera innata, con la característica de poseer una dicción impecable que mantiene hasta el día de hoy. Como parte de su formación como talento de la estación, recibió clases en la Escuela de Locución Héctor J. Díaz, creada por Petán Trujillo y en la Escuela de Arte Dramático de esa estación, fueron sus maestros en la actuación, don Emilio Aparicio y doña Divina Gómez.

Maíta se inició en los medios de comunicación en el año 1950, cuando tomó la prueba locutoril en la entonces La Voz del Yuna, siendo así la primera mujer en convertirse en locutora y el primer rostro femenino en presentarse en la televisión dominicana, cuando presentó el primer programa criollo, Romance Campesino.
Compartió cabina con Ramón Rivera Batista, en un programa de aficionados del canto, al que asistió José Arismendy Trujillo (Petán) quien era parte del público. Con el paso del tiempo Maíta se fue desenvolviendo en el mundo de la comunicación con programas radiales sobre el folklor y las costumbres dominicanas, participa en los programas populares de televisión tales como “Cosas de mi Tierra, La Vieja Colasa”, Felipa y Macario, entre otros. Para el 24 octubre de 1951, participó en el primer sorteo de la Lotería Nacional, cantando los números de la Lotería, cargo que desempeñó por muchísimos años.

Reconocimiento

Su dedicación por más de 70 años en los medios de comunicación, la ha llevaron a merecer un sinnúmero de premios en el país y en el extranjero, entre los cuales podemos mencionar el Micrófono de Plata que recibió en 1975. El 18 abril de 1977, el mismo día en que se celebra el Día Nacional del Locutor dominicano, Maria Cristina Camilo fue condecorada junto a la actriz Monina Solá, con la Orden del Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en el Grado de Caballero, por el presidente Joaquín Balaguer. Ha recibido además, premios “Casandra”, hoy Premios Soberanos. Premiada en cuatro ocasiones con Micrófonos de Oro; en 1983 fue declarada “Inmortal de la Locución Dominicana”. Y para el año 1991, recibió el primer Gran Micrófono de Oro, otorgado por el Círculo de Locutores Dominicanos. En junio del 2014, fue presentado su libro, el cual habla sobre su vida y trayectoria, titulado “María Cristina Camilo, una estrella dominicana. 92 años de historia”. En mayo 2017, la Cámara de Diputados la reconoció con un pergamino, “por su consagrada labor como locutora, actriz de teatro, cine y televisión”.

En febrero del 2020, Premio Gardo la distinguió en un homenaje a especial con la entrega de una estatuilla, por su larga trayectoria en la radio dominicana. En abril de este año, el Club Rotario Santo Domingo Bella Vista, también le entregó un reconocimiento por ser la pionera en la locución dominicana, y por dedicar tantos años a os medios de comunicación.

Propuesta para el Gran Soberano

Doña María Cristina Camilo ha sido propuesta en varias ocasiones por personalidades del país que consideran se le debe premiar y reconocer el trabajo que ha hecho en los medios de comunicación por casi 70 años de manera ininterrumpidas. El Gran Soberano, es el máximo galardón otorgado a un artista con más trayectoria en el mundo del arte y el espectáculo en la República Dominicana. Esta propuesta viene a relucir, debido a que en junio próximo se celebrarán los Premios Soberanos y en el que se espera se reconozca el trabajo de esta veterana locutora y actriz dominicana.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.