ESCUCHA ESTA NOTICIA

Lagos, 11 may (EFE).– El príncipe Enrique, hijo menor del rey británico Carlos III, y su esposa, Meghan Markle, jugaron este sábado un partido de voleibol sentado en Abuya, la capital de Nigeria, con veteranos de guerra del Ejército nigeriano heridos en combate.

El partido formó parte del viaje privado de tres días de los duques de Sussex a Nigeria, que empezó este viernes con la visita a un colegio que recibe fondos de su organización benéfica, la Fundación Archewell, y una reunión en la sede del Ejército nigeriano.

En el equipo de Harry estaba el exsoldado nigeriano Peacemaker Azuegbulam, que perdió una de sus piernas en una operación militar en el noreste del país, bastión de varios grupos yihadistas, y el primer africano en ganar una medalla de oro en los Juegos Invictus, cofundados por Enrique en 2014.

Sin embargo, sus rivales consiguieron 25 puntos, adelantándose a los 21 puntos del equipo de los duques de Sussex y Azuegbulam.

Los Juegos Invictus son un evento deportivo para veteranos de guerra y soldados en activo pero heridos, y su última edición se celebró el pasado mes de septiembre en la ciudad alemana de Düsseldorf.

El director de deportes del Ejército nigeriano, el vicemariscal del aire Abidemi Marquis, adelantó este jueves que la visita de Harry y su esposa ayudará a los veteranos a «mejorar su autoestima personal para mejorar su salud mental».

Está previsto que los dos se trasladen también al estado de Kaduna (centro), fronterizo con Abuya, para visitar el Hospital de Referencia del Ejército de Nigeria, donde se reunirán con militares heridos.

El noreste de Nigeria es blanco de ataques del grupo yihadista Boko Haram desde 2009, una violencia que se agudizó a partir de 2016 con la aparición de su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, en inglés).

Ambos grupos buscan imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Además, en algunos estados del centro y noroeste de Nigeria son constantes los ataques de “bandidos”, como se conocen en el país a los grupos armados que realizan en el país secuestros y robos y a los que las autoridades tildan en ocasiones de “terroristas”.

Los asaltos continúan pese a las repetidas promesas de terminar con la violencia por parte del Gobierno nigeriano, que ha reforzado el despliegue de sus fuerzas de seguridad.

Enrique y Meghan decidieron renunciar a sus funciones reales en enero de 2020 para iniciar una nueva vida en California (Estados Unidos), donde residen con sus dos hijos: Archie y Lilibet. EFE

Posted in Gente

Más de gente

Más leídas de gente

Las Más leídas