PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Aunque cueste, guardar dinero a través de cooperativas es una alternativa para planificar algún proyecto significativo

Tengo algunas jornadas participando en unas reuniones ordinarias y extraordinarias que se hacen desde una cooperativa y la verdad que lo que allí se aprende es significativo desde el punto de vista personal y de colaboración entre sus miembros.

En estos tiempos tan cambiantes en los que tenemos informaciones sobre los beneficios del ahorro, se ha convertido en la materia que más se aplaza porque “no alcanza” para siquiera concluir el mes y la gente arropada hasta arriba con los líos que tiene por resolver entiende que “guardar dinero” puede esperar.

Al preguntarle a José Guzmán, expresidente de la Cooperativa de Ahorros, Créditos y Servicios Múltiples de Empleados Gubernamentales (Coopegub), sobre la importancia de ahorrar, responde que “en la actualidad los ahorros han podido soportar la crisis que actualmente está afectando al mundo”.

“Se ahorra para establecer una reserva de cara al futuro, prever la independencia económica, crear un capital semilla o patrimonio, cubrir necesidades personales, hacer inversiones como la compra de una casa, carro o un tipo de negocio; la educación de nuestros hijos, la jubilación, disfrute de vacaciones o viajes, cubrir gastos del hogar, una emergencia médica o para saldar compromisos”.

El rol de las cooperativas

En las cooperativas se unen esfuerzos, voluntades y capital, lo que permite que se pongan en marcha diferentes proyectos y actividades que de forma individual no se lograrían, “con esto procuramos que los socios mejoren su calidad de vida utilizando los servicios que ofrecen las cooperativas, donde se les otorgan facilidades y beneficios que en la banca comercial no tendrían”.

Estrategias de educación

Con tantas situaciones actuales, le pregunto a Guzmán que si puede un socio temer que su cooperativa fracase, a lo que responde que en las cooperativas se llevan a cabo estrategias de educación donde se capacita a los participantes para que aprendan cómo se dirige una cooperativa, pues su manejo es conforme a unos principios y valores que una vez conocen les lleva a desarrollar la confianza en los dirigentes que ellos han elegido.

“En ese sentido los socios no deben de apostar al fracaso. La cooperativa es de todos los socios, por lo que estos deben de ayudar a su crecimiento; la confianza es vital y se logra con dirigentes capacitados, visionarios, emprendedores y capaces de dar soluciones a las necesidades de sus asociados”.

Dentro de una cooperativa no se puede ignorar la esencia del cooperativismo, ni atentar contra los principios universales; la indiferencia sobre los afiliados está prohibida, así como faltar al cumplimiento de buena gobernanza y la gobernabilidad.

Ser miembro de una cooperativa ha enseñado a Guzmán a ser más solidario, empático hacia los demás, cooperador, a cultivar el hábito del ahorro, amor por la comunidad y protección al medioambiente.

Un aporte a las soluciones

Las cooperativas aportan soluciones a las necesidades de sus asociados, permiten ser socio y, a la vez, ser dueño de ellas en igualdad de condiciones, tener el derecho de elegir y ser elegido; y crear productos de acuerdo a las necesidades de la gente.

“Los excedentes de una cooperativa se orientan a desarrollar programas sociales que mejoren la calidad de vida de las comunidades y generen inclusión financiera, alineados con los valores y principios cooperativos. Éstas se fundamentan en el tercer principio universal sobre la participación económica de los socios donde reciben parte de los dividendos, lo que las convierte en las entidades más democráticas desde el punto de vista financiero”, expresó Guzmán.

La doctrina cooperativista es un sector dinámico que permite a sus socios colocar su dinero, al tiempo que le ofrece facilidades para tomar créditos en base a esos ahorros, capacitarse y además realizar cualquier intervención solidaria conforme establecen sus principios.

Valores
La ayuda mutua, responsabilidad, transparencia y honestidad son valores que acompañan a los ahorrantes de las cooperativas.

Posted in Estilo
agency orquidea

Más contenido por Milena Herazo