Beneficios para la salud de la fruta a medida que madura

Imagen tomada de Vía Orgánica

De verde a marrón, los principales beneficios para la salud de la fruta a medida que madura según la ciencia.

Tomate un momento ahora mismo para imaginarte la banana perfecta. ¿Qué aspecto tiene y cómo sabe? Tal vez pensaste en una suave y dulce con una cáscara amarilla con pequeñas manchas marrones. O tal vez te imaginaste una más vigorosa con una cáscara de color verde claro.

Es obvio que el sabor, la textura y el color de las bananas cambian a medida que maduran. Por esa razón, todo el mundo parece tener su propia idea de lo que realmente es la banana perfecta. Pero, ¿sabías que su contenido nutricional también cambia a medida que envejecen?

De verde a marrón, estos son los principales beneficios para la salud de la fruta a medida que madura

Se ha demostrado que las bananas verdes inmaduras tienen 20 veces más almidón resistente que las maduras. Esta es una forma de almidón que el cuerpo lucha por descomponer (se “resiste” al proceso digestivo), por lo que pasa directamente a través del intestino. Esto reduce la velocidad a la que los carbohidratos de la fruta se convierten en glucosa y se absorben en la sangre.

Una banana verde normalmente tiene un índice glucémico (GI) de 30, en comparación con 58 para una madura. El almidón resistente no solo es bueno para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, sino que las bacterias “buenas” del colon también se alimentan de él.

Ellos, a su vez, estimulan las enzimas digestivas que nos ayudan a digerir los carbohidratos y absorber las vitaminas de los alimentos, así como también nos protegen contra cualquier microorganismo dañino.

El profesor Gordon Carlson, cirujano gástrico consultor en Salford Royal NHS Foundation Trust, le dijo a Good Health que come una banana relativamente verde todos los días para mejorar su salud intestinal.

Los beneficios de las bananas verdes se confirmaron en una importante revisión de 18 estudios sobre su nutrición, publicados en la revista Nutrients en 2019, que encontró que pueden ayudar con los síntomas gastrointestinales (como diarrea y estreñimiento) y enfermedades (como cánceres intestinales). También pueden ayudar a prevenir o tratar la diabetes tipo 2.

A diferencia de otros alimentos, las bananas contienen una forma de almidón resistente que aumenta, en lugar de degradarse, con el calentamiento. De hecho, un estudio publicado en el Malaysian Journal of Nutrition en 2018 descubrió que hervir las bananas verdes aumentaba su contenido de almidón resistente.

Otra investigación ha demostrado que enfriar las bananas verdes cocidas en el refrigerador aumenta la resistencia del almidón en un 50 por ciento adicional. El proceso de enfriamiento hace que los almidones formen una nueva estructura que es aún más resistente a la digestión (llamada “retrogradación del almidón”).

Fuente: infobae

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.