PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“Donamos libros tanto al sector público como privado, a profesionales en ejercicio o no, y por la especificidad de los temas evaluamos el material o contenidos a donar y depuramos a qué centro educativo va dirigido”, Leonesa Méndez, encargada de Mercadeo y Distribución de la Editorial FUNGLODE.

Santo Domingo.- Como si por un instante la literatura, filosofía, política, el periodismo, la historia, economía y ciencias jurídicas cobrarán aliento de vida, surge el Callejón de los Libros, enrutado hacia un trillo que conecta desde la Biblioteca hacia la Editorial de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), una locomotora imparable de la difusión, orientación, promoción y proyección del saber humano por medio de las letras, tinta y papel.

Y nos ubicamos, en dirección hacia los ideales de Gutembreg, pionero de la imprenta; donde los mismos adornan esa travesía cultural  a diario avistando a cientos de estudiantes que merecen sin distinción la enjundia de valiosos análisis, investigaciones y publicaciones de corte humanístico nacional e internacional. Como lo expusieran sus mentores, encargados y organizadores.

Y es así, como cada viernes, los asiduos lectores, curiosos, invitados, niños, jóvenes y adolescentes aprovechan el pasadía bibliográfico que promueve la lectura para provocar un despertar intelectual e ideológico en las nuevas generaciones, pretendiendo comprender el agitado pulso de la cotidianeidad social, los desafíos, las metas, conquistas y desarrollo de naciones en vías de expansión como República Dominicana.

“El Callejón de los Libros surgió a raíz de que a diario veíamos a muchos estudiantes de la Escuela César Nicolás Pensón o de la Marchena transitar ese pasillo hacia Bellas Artes, y teníamos la duda de qué hacer con el espacio. Y fue nuestra directora, quien dio el visto bueno y animó aprovecharlo para que todos se enteren de que somos editorial y que producimos libros”, explicó la coordinadora de Comunicación, Laura Durán; confirmando que el atractivo principal es que la adquisición es gratuita, libros sin ningún costo, “excepto algunos muy puntuales que rondan desde 300 hasta 500 pesos”.

Del manjar de la literatura que cultiva los géneros del ensayo, la novela, el cuento y la poesía sus precios son módicos, partiendo desde RD$50 hasta RD$100 pesos como parte de la política social de que la educación y los conocimientos deben alcanzar a toda la ciudadanía dominicana, sin distinción de razas, estatus económico-social o dogmas; la Editorial FUNGLODE en su entramado culto-intelectual impulsa programas para fomentar la lectura y escritura en los dominicanos, gratuitamente.  

Durán aclaró que la Editorial FUNGLODE complementa su viernes de la cultura con actividades dirigidas a grupos estudiantiles que reciben el “pan del saber” en las instalaciones de la avenida Cesar Nicolás Pensón, La Esperilla; también donde maestros y otros grupos se enteran vía redes sociales y, “le hacemos donaciones de libros para que los compartan”. La Editorial es dirigida por Noris Eusebio bajo la línea ideológica FUNGLODE acompañada del desarrollo, la analítica, el incentivo y contribución por divulgar las ideas socio-humanas.   

De su lado, Leonesa Méndez, encargada de Mercadeo y Distribución de la Editorial sostuvo que los donativos bibliográficos no tienen restricciones, “donamos libros tanto al sector público como privado, a profesionales en ejercicio o no, y por la especificidad de los temas evaluamos el material o contenidos a donar y depuramos a qué centro educativo va dirigido”, expertis que ha pulido en diez años de labor ininterrumpida en FUNGLODE.

Entre tantas inquietudes, descubrimos que facilitan además su edición cumbre: la Revista Global; publicada trimestralmente y de naturaleza multidisciplinaria como canalizadora de las reflexiones de FUNGLODE y de la sociedad, pero qué persigue, sencillo, la calidad del debate. En este mes de mayo, arribó a su edición número 85, siempre enfocados en la actualidad del país y del mundo, desde una perspectiva analítica realizada por expertos en sus competencias.

“Básicamente, si nos enteramos de alguna universidad o lugar educativo, sin solicitud le hacemos llegar sus libros de autores latinos, europeos y en idiomas como francés, a pesar de que nuestro idioma es español, pero aquí no existen barreras”, amplió Méndez, quien tajantemente admitió el impacto del uso de las redes sociales para integrarse a la adquisición y diseminación de las ediciones de FUNGLODE.

La editorial, forjada sobre los cimientos de la democracia, la libertad, política y economía promueven las ideas, y son esas mismas, las que motivan a los niños y jóvenes a descubrir nuevas formas de ver la vida, y tal cual el evangelio, “con sus nuevas buenas”, dotarlos de documentación e información que robustezca el bagaje cultural, el amor por la lectura y por qué no, inquietudes para escribir y producir sus propias historias.

Sin duda alguna, las ediciones de FUNGLODE muestran ser edificantes, despertar conciencia e inquietar a los lectores emergentes, consagrados, tímidos, dispersos y del novatado, igualmente; mantener informados con actualidad y temas trascendentales propios e inherentes a los cambios sociopolíticos, culturales y medioambientales de la sociedad del siglo XXI.

“Llamamos a todo público, sin ninguna distinción,  a que nos visiten en el Callejón de los Libros, todos los viernes desde 9:00 de la mañana hasta 4:30 de la tarde. Los libros sin costos y otros muy bajos, que se motiven y nos conozcan, y que desarrollen pasión por la lectura”, recordando que también hay espacios para talleres dirigidos a los estudiantes.

FUNGLODE como centro de pensamiento pluralista y de investigación, impulsa el emprendimiento y la innovación;  pesar de ser una institución privada que formula propuestas de naturaleza estratégica sobre temas relevantes en República Dominicana, además analiza y establece la influencia de los fenómenos globales en el adelanto nacional. Es decir, que los lectores que consumen las producciones literarias de aquí, serán más analistas y demandantes.

Posted in Cultura, Destacado, Gente
agency orquidea