PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“Primero doy gracias a Dios, y segundo, dando testimonio a mis hijas que de lo negativo y difícil hay que sacar oportunidades, porque el cáncer cambia la vida de las familias y mucho más cuando no poseen recursos. El tratamiento es costoso”, alentó Farah de la Mota, de la Fundación Regálame Esperanza.

Santo Domingo.- En alianza amical y filantrópica, la Fundación “Regálame Esperanza” dedicada a combatir el cáncer; pintada de verde y con mucha alegría; convocó a comunicadores, periodistas, actores y artistas dominicanos quienes recaudaron alrededor de 330 mil pesos, invitados por Farah de la Mota, sobreviviente; en la tarde del sábado en Casa Cuesta, de aquí.

Empacadores (comunicadores) y cajeros a ritmo de campanadas recibían desde las 9:00 de la mañana propinas o incentivos desprendidos por voluntad propia de los clientes que visitaban la referida tienda del reconocido centro comercial urbano, donde los “amigos de Farah” vestidos con delantales verdes motivaron cada centavo depositado para solidarizarse con afectados de cáncer, “hoy es una persona quizás desconocida, mañana cualquiera de nosotros”, advirtió la comunicadora.

De La Mota, comentó que por segundo año consecutivo los fondos van destinados a una institución que apoya a personas que padecen cáncer, y en esta versión, la Fundación Rodi fue beneficiaria en su indetenible entrega para ayudar moral y económicamente a afectados. Indistintamente de estatus económicos, etnia y raza, el objetivo básico es llevar un rayo de luz donde solo existe oscuridad y, esperanza por medio de la fe y del amor.

“Regálame Esperanza es una reciente creación mía, a raíz de que en 2018 fui diagnosticada con cáncer y luego superado el proceso de los nódulos malignos en mi cuerpo (ya extirpados), para ayudar a otros que atraviesan la misma situación pero con menos recursos”, confesando que pudo detectar la enfermedad por su chequeo anual.

Narró al Caribe que pudieron detectar a tiempo el cáncer por su chequeo anual, animando a los dominicanos a realizarlo puntualmente, “siempre hago el llamado en la actividad a chequearse porque permite tratar a tiempo y crear conciencia sobre su importancia, la detención temprana prolonga tu vida”.

Como si se tratase de una “fiesta entre amigos”, 73 influencers, comunicadores, deportistas y figuras públicas confirmaron su asistencia para donar su tiempo y prestar un servicio, “en esta ocasión Rodi, la Fundación, exitosa y probada quienes recibirán los fondos destinados a madres y mujeres por el mes de mayo”.

La comunicadora (presentadora de noticias) informó que pasaron a empacar a esperanzas Roberto Cavada, Diulka Pérez, Carlos de la Mota, Mariasela Álvarez, Faride Raful, Elisa Taveras, Liz Gutiérrez, Santa de la Rosa, Miralba Ruiz, Diomary, La Mala; Lissette Selmán, Marianne Cruz, Magnolia Kasse, Miralba Ruiz, Raymundo Ortiz, Diana Lora, Frank Ceara entre otros.

“Primero doy gracias a Dios, y segundo, dando testimonio a mis hijas que de lo negativo y difícil hay que sacar las oportunidades, porque el cáncer cambia la vida de las familias y mucho más cuando no poseen recursos. El tratamiento es costoso”, revelando Farah, que de su proceso se quedó con lo positivo, “sobrevivir y ayudar a otros”, de ahí, nace su proyecto benéfico (Regálame Esperanza).

Regálame Esperanza tiene como objetivo realizar tres actividades por año, como la fiesta de Navidad y el Día de los Santos Reyes, para los niños en diciembre-enero; celebrar la del Día de las Madres, en mayo, y  una tercera para recaudar fondos dirigidos a hombres aún no definida.

La organizadora admitió estar agradecida de las figuras públicas quienes son el atractivo de la actividad y nos respaldan; quienes acuden al llamado y repiten por decisión propia, “también a los clientes que tienen buen corazón y deseos de aportar. A veces porque no saben cómo y por temor a perder su tiempo y aporte, “no tengo palabras para expresarles a todos mi agradecimiento”.

Rodi, la Fundación, exitosa y probada

“Quisimos unirnos para ayudar a mujeres y hombres que padecen cáncer, tanto para apoyo psicológico como económico, para Rodi es una gran bendición de ser elegida. Ver a tantas personas importantes del país apoyarnos con su granito de arena”, expresó Luz Fermin, presidenta de la entidad beneficiaria.

Con seis años de constituida Rodi, la Fundación; nació por una amiga de Fermin diagnosticada con cáncer y se unieron para ayudarla, y darle la mano a otros, “lo básico en materia de salud es nosotros hacer medicina preventiva con sus chequeos puntuales asistiendo al médico y los hombres chequearse la próstata y las mujeres hacernos el papanicolau”, alentó su presidenta.

Comunicadoras y sobrevivientes

Una empacadora querida por su pueblo dominicano, tan cariñosa y de respeto, Lissette Selmán; quien no titubeó en agradecer a Regálame Esperanza el privilegio de empacar la fe para los que padecen cáncer, “me siento emocionada y privilegiada junto a tantas personas motivadoras y chulas, conocidas por el país, que han venido a sumar esfuerzos. Hoy incluso por gente que no conocemos, adultos y niños”.

Liselmán, cariñosamente, agregó que el cáncer mata física y emocionalmente, “sin embargo, cuando regalamos esperanza se abren miles de posibilidades de también dar vidas. Estar aquí significa dar un paso trascendental a favor de otros”.

El recorrido del verde esperanza finalizó con la formadora y comunicadora Marcia Gil, guerrera y quien hace 17 años sobrevivió a una primera etapa de cáncer mamario, y a partir del 2015 reincidió con cáncer pulmonario aún en tratamiento y batallando. Hoy augura vítores para Dios e incalculables testimonios de cómo el amor y la misericordia divina la alcanzaron.

“Yo pertenezco a Rodi, la Fundación, hemos vivido en carne propia el cáncer y no tener fondos suficientes para costearlo. Es gratificante poder ayudar cuando ya una padeció esa enfermedad, y los que no han padecido, pero se identifican con la causa”, celebró Gil.

Aseguró que nadie está exento de padecer cáncer, “todavía en mi proceso sigo feliz, no se apaga mi sonrisa ni me corta la vida; al contrario, me ha permitido convertirme en mejor ser humano y más sensible, más dispuesta a ayudar a quien necesite, servir de bastón y orientación a la gente que no maneja información. Es parte de mi rol en Rodi”.

Del apoyo de su familia y amigos, el amparo de Dios confesó que su vida tiene propósito y lo tiene claro, “el señor me abierto las puertas y ahora me gusta servir más que antes. Tengo una familia muy extendida de muchos hijos, hermanos y estudiantes que me han llenado de amor”, reiterando que el cáncer en su vida ha sido una bendición.

Conteo regresivo de empacadores

Todavía pasada las 8:00 de la noche seguían rotándose los “empacadores de esperanzas”, originalmente cada hora, entraba un grupo nuevo de comunicadores y artistas a las áreas de cajas y empaques de Casa Cuesta, donde algunos repetían experiencia por haber participado en la primera versión desde la Novia de Villa, donde recabaron 500 mil pesos en 2018, con 50 empacadores.

 

 

 

 

Posted in Destacado, Estilo, GenteEtiquetas
agency orquidea