El valor de la sostenibilidad

Muchas empresas, sobre todo en países subdesarrollados como el nuestro, desconocen la importancia capital de la sostenibilidad para lograr un mayor desempeño y mejores resultados.
De hecho, hay quienes hablan de desarrollo sostenible en términos limitados (como aspectos puramente económicos, por ejemplo), y obvian que la sostenibilidad desde el punto de vista empresarial es más que esto. Se trata de llevar a cabo prácticas y políticas modernas que conduzcan a la conservación de los recursos naturales y el cuidado del medioambiente, a reducir los riesgos laborales para prevenir accidentes de trabajo y daños a la salud como consecuencia del trabajo, a tomar en cuenta problemas globales como el cambio climático en el momento de diseñar estrategias, y entre otras cosas, a desarrollar proyectos que contribuyan a mejorar las condiciones de trabajo y en general las condiciones de vida, tanto de los empleados como de la comunidad en general.

Si tomamos y analizamos uno de estos elementos mencionados podríamos comprender además que estos temas no tienen únicamente un valor ético, moral y humanitario, sino que, además, inciden positivamente en el rendimiento de las empresas y pueden, con medidas adecuadas, producir ahorros en beneficio de éstas. Por ejemplo, específicamente en lo relativo a la identificación, evaluación y prevención de riesgos y peligros en el trabajo, aún queda mucho escepticismo en los ejecutivos de empresas en todo el mundo. Por tal motivo, lamentablemente, la Organización Mundial del Trabajo (OIT) reporta cifras que revelan incrementos de los accidentes laborales y de las situaciones que afectan la salud ocupacional de los trabajadores. Sin embargo, hace unos años se realizó un estudio en Rusia que llego a la irrefutable conclusión de que reducir los accidentes laborales no sólo haría más eficientes los procesos porque se perdería menos tiempo al contar con la disponibilidad regular de todos los trabajadores, sino que además, aún más importante, revela el estudio que se gasta más dinero en la reparación de los daños y perjuicios causados por los accidentes laborales que lo que cuesta invertir en mecanismos para su prevención.

Por otro lado, si las empresas muestran ante la comunidad un compromiso con su responsabilidad social, no sólo se afianzarían más en el gusto y el reconocimiento de la población sino que también tendrían mayor respaldo en el momento de realizar denuncias y reclamos o incluso la solidez para ser merecedoras de incentivos.

En fin, la sostenibilidad se resume en una buena gestión empresarial, tecnología e innovación aplicados a la vida. Hay empresas ya que han entendido el valor inconmensurable de la sostenibilidad. Ojala las demás también logren comprender que ese es el mejor camino para todos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.