PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Desde 2004 ningún huracán había ingresado en territorio nacional, pero eso no podía ser eterno. Tarde o temprano nos tocaría uno y efectivamente, 18 años después (cuántos nacieron en ese ínterin que han tenido ahora su primera experiencia ciclónica) nos ha llegado Fiona y repetimos ciclo de estos casos. El país obligado a “pausar”.

Se paran en gran medida trabajo público y privado, aparato productivo y tránsito; temas o problemas que estén al momento sobre el tapete, pasan a segundo plano.

Huracán es el tema obligado y después que pasa, sus daños, damnificados y pérdidas económicas; nuestra historia como país ubicado en la ruta de huracanes. Tras Fiona, queda la incógnita de cuánto nos durará el respiro ciclónico.

Posted in Buen Oficio
agency orquidea

Más contenido por Claudia Fernández