Posición anterior

    El Tribunal Constitucional está “por la goma”, lanzando strikes a todo dar. Después de declarar inadmisible la instancia que buscaba habilitar al presidente Danilo Medina para que pueda repostularse, ayer despachó otra sentencia, la cual deja sin efecto una decisión del Tribunal Superior Electoral (TSE) que había anulado la convención de delegados mediante la cual se extendió hasta el 2021 la presidencia de Miguel Vargas y demás dirigentes en el PRD. La fiesta de los favorecidos con la sentencia del TSE duró poco. Menos que una cucaracha en un gallinero. Ahora, todo lo que había decidido el PRD cobra de nuevo vigor. El poder de Miguel Vargas pica y se extiende más allá del 2020. ¡Guay!

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.