Van cinco

    Compartir

    El impetuoso Leonardo Antonio Faña, suspendido como director del IAD, se agrega a la lista de funcionarios que muy temprano, en cinco meses de gobierno, han tenido dificultades que impactan la imagen del poder. Salen a uno por mes. Primero la exministra de la Juventud Kimberly Taveras, denunciada por corrupción, debió dejar el puesto; luego la cancelación del viceministro de Interior y Policía, Víctor Miguel Polanco Severino, quien alegó que lo sacaron por denunciar una mafia en el registro de armas; en Salud Pública cayó un director de Recursos Humanos, Miguel Antonio Mateo, por supuestamente traficar con nombramientos. Y el escándalo con los adelantos millonarios a los artistas, en el Gabinete de Políticas Sociales. Y ahora Faña…

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir