El discurso del Presidente

    El presidente Luis Abinader asistió el sábado, en ocasión del 177 aniversario de la Independencia Nacional, al Congreso Nacional a realizar su primera rendición de cuentas.

    En un discurso de unas 10 mil 825 palabras y una duración aproximada de una hora y 15 minutos, el mandatario resaltó los avances que ya ha logrado su gestión de apenas seis meses y presentó, sectorialmente, sus ideas “sobre el país que entre todos y todas estamos construyendo”.

    Por esta última expresión, se asume que se trató de un planteamiento que combina la esperanza con la necesidad de trabajo mancomunado.

    Fue en definitiva una pieza bien estructurada, con ideas expuestas con claridad y precisión y con un buen manejo de la oratoria y de los recursos de la tecnología. El presidente demostró, en cuanto a la forma, que tiene buen manejo de la oratoria y del escenario. Y en el fondo que tiene interés en hacer las cosas bien.

    Su exposición enfática sobre el manejo ético y transparente que profesa su gobierno refleja el compromiso asumido por su gestión con el buen uso de los recursos públicos.

    El apego a las leyes, a la ética y a las instituciones del país, que esbozó el mandatario apunta a una conducción gubernamental partiendo desde el concepto de que “la República Dominicana ya no es la misma”.

    También enumeró los seis ejes que han centrado la atención y el accionar de su corta gestión: enfrentar la pandemia, blindar la protección social, preparativos para relanzar la economía, promover una cultura de transparencia y honestidad en el manejo de los fondos públicos y acometer las reformas estructurales que el país necesita.

    El optimismo expuesto por el jefe del Estado no obvió las dificultades que en sus seis primeros meses de ejecutoria ha enfrentado, a consecuencia de la pandemia que ha afectado al país desde hace ya un año.

    Habló de los obstáculos que impone el COVID-19,en avanzar sus ejecutorias, pero dijo que es consciente de que en momentos turbulentos “es cuando más se requiere de una voluntad política capaz de unirnos como nación y un liderazgo capaz de colocar el bienestar colectivo por encima de sus propios intereses”.

    Fue en sentido general un buen discurso, de forma y contenido. Con su aderezo político.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.