Esa guerra debe terminar

    La invasión de Rusia a Ucrania entra hoy a su día 12, tiempo suficiente para que sea detenida la agresión y para lo cual queda un solo camino posible: cese del fuego y negociación.

    Con el poderío militar de Rusia frente al de Ucrania, Putin lleva por mucho las de ganar, aunque tiene perdida la más importante de las batallas, la de la opinión pública mundial y el aislamiento.
    Las tropas rusas deben retornar a sus fronteras, quizá con el logro de dejar instaladas como repúblicas a Donetsk y Lugansk y de haber inutilizado la infraestructura de guerra de Ucrania y su arsenal nuclear.

    Las sanciones económicas y de otro tipo deben permanecer; lo insensato es que haya naciones que sigan jugando a la guerra y prioricen sus propios intereses mientras Ucrania sufre.

    El envío de armas y de mercenarios solamente agrava las penurias de ese valeroso pueblo, que hasta ayer había aportado 1.5 millones de refugiados, con consecuencias económicas devastadoras en sus infraestructuras cerradas, dañadas o destruidas.

    Esa guerra debe terminar ya, porque como ha dicho el FMI el viernes, si el conflicto se intensifica tendrá serios impactos económicos globales.

    Han repuntado los precios de la energía y de las materias primas, y un barril de petróleo cotizado en más 100 dólares se suma al aumento de la inflación que ya vivía el mundo por efectos de la pandemia.

    Un aumento de precios que impactará al mundo, pero afectará con más dureza a los hogares de bajos ingresos.

    Otra cuestión es la que plantea el FMI sobre las aplaudidas sanciones a Rusia, que también tendrán un impacto sustancial en la economía global y los mercados financieros, con efectos colaterales en otras naciones.

    “Los países que tienen estrechas relaciones con Ucrania y Rusia están particularmente en riesgo de escasez y problemas de suministro”, asegura el Fondo.

    Los amantes de la paz en el mundo, los que rechazan esta y cualquier otra invasión a un estado soberano, deben distanciarse de los que azuzan, de los que “enchinchan” y apuestan por una escalada de esa guerra mientras Ucrania sufre.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.