¿La hora de la clase presencial?

    Anunciar para septiembre el inicio del año lectivo 2021-2022 de manera presencial encontrará poco rechazo, pero la decisión debió llegar acompañada de precisiones.
    Por ejemplo, para despejar dudas, decir si se partió del supuesto de que para septiembre los principales indicadores de la pandemia estarían bajo control, o si el anuncio se hizo solo a partir de una proyección del número de vacunados.

    Si nos atenemos a los principales indicadores del coronavirus cuando se dio la información (boletín #476), la medida no era recomendable: 55,564 casos activos, 50% de camas UCI ocupadas y 33% camas Covid, así como un 40% de los ventiladores en uso y una positividad diaria y de las últimas cuatro semanas en 15%.

    Además, para la reapertura, tras la prolongada ausencia de las aulas, es preciso involucrar a fondo a los demás actores del proceso de enseñanza-aprendizaje. Como muestra están las condiciones que de inmediato expresó la presidenta del gremio magisterial.

    Aunque el ministro lo esbozó y dio alguna señal, fue tan inmenso el andamiaje tecnológico que implicó la virtualidad, que algún uso intensivo tendrá que dársele para justificar esa cuantiosa inversión.

    Son dudas razonables, aunque sobre la necesidad de volver a las aulas habría poco que discutir si el problema sanitario se situara en parámetros manejables.

    Un año más con el actual esquema sería fatal y significaría más retrasos.

    Con solo decir que según una investigación realizada por varias entidades con apoyo del Banco Mundial y la USAID, la cantidad de estudiantes de 15 años que estará por debajo del nivel mínimo de competencia escolar basado en estándares internacionales, que antes de la pandemia era del 79%, aumentará a un 90%.

    Incluso, al momento de ese estudio, el cierre de los centros educativos en República Dominicana “fue de los más largos del mundo”, con un total de 171 días.

    Volver a clases presenciales es de vida o muerte para el sistema educativo, como de vida o muerte es no permitir que el control de la pandemia deje de ser la prioridad en este momento.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.