Motivos para el entusiasmo

    El presidente Luis Abinader regresó ayer entusiasmado con su participación en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Andorra, Europa. Y llega persuadido de que la mejor manera de superar la crisis por la covid-19 se enmarca en una visión multilateral.
    En pocas palabras, un problema de alcance mundial, con sus particularísimas características regionales y nacionales, debe ser abordado bajo el concierto de las naciones para, con espíritu solidario, avanzar juntos hacia la superación de la crisis.
    Lamentablemente, ese no parece ser el ánimo de los países más poderosos del hemisferio occidental, que han mostrado una mezquindad asombrosa, una falta de solidaridad para compartir el remedio más eficiente para contener la covid-19, las vacunas.
    La cumbre de la que regresa el Presidente tiene el valor de estimular la esperanza de los países latinoamericanos, España y Portugal, en la búsqueda de un destino común. No podía ser más oportuna la celebración, que cayó como anillo al dedo dominicano, que a partir de este año tiene a cargo la presidencia pro tempore.

    Además de la oportunidad que representa la sede de la próxima cumbre, es importante que hacia su celebración República Dominicana potencie su liderazgo entre esos países. Satisface la comprensión que tiene el presidente Abinader sobre esta cuestión:

    “A nosotros nos ha tocado asumir el liderazgo Iberoamericano con el crítico y vital rol de guiar a nuestros países por el sendero de la recuperación y reconstrucción de nuestras economías, buscando esquemas creativos e innovadores, que eviten la trampa del endeudamiento asfixiante que puedan generar graves conflictos sociales por tener que recortar de manera inaceptable los programas sociales para poder pagar la deuda”.

    En ese sentido, resulta interesante el anuncio de que acordó con el presidente de España, Pedro Sánchez, convocar a los ministros de Economía y Hacienda iberoamericanos a una reunión de urgencia en Santo Domingo para el próximo 24 de mayo para potenciar vías en la búsqueda de soluciones conjuntas a un problema común con todas sus implicaciones.

    Es necesario también señalar las reuniones del Presidente con inversionistas españoles, que en un número significativo acudieron a la cumbre.

    El presidente Abinader tiene motivos para el entusiasmo.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.