No al irrespeto sanitario

    El ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera, ha advertido a la población que si no respeta las medidas sanitarias adoptadas para combatir la expansión del covid-19, las autoridades se verán en la obligación de revertir las flexibilizaciones concedidas.

    Es una buena advertencia, aunque de dudosa efectividad, tomando en consideración la actitud de incumplimiento que ha asumido la población a todo lo largo del período de la pandemia.
    Parecería que la gente acata las medidas preventivas por obligación más que por convicción. Las flexibilizaciones que se concedieron en los períodos de navidad y Semana Santa mostraron un comportamiento poco consciente de la población de su responsabilidad en observar el distanciamiento y uso de mascarillas y otras medidas preventivas.

    La población, con las consabidas excepciones, actuó como cuando liberan a grupos de confinados o detenidos después de mucho tiempo de encierro.

    Hay poca consciencia de que la auto prevención es un punto esencial, fundamental en la lucha contra la pandemia. Sin la cooperación ciudadana es poco lo que se puede lograr. El propio ministro está consciente y así lo expresa.

    “Creemos que puede ser que la flexibilización dispuesta por el gobierno ha ayudado a que mejore un poco el distanciamiento. Ahora vamos a estar monitoreando, y el Presidente lo sabe, si el contagio aumenta, si la población no nos ayuda, si van a estar aglomerándose en los sitios, haciendo el desarreglo que muchas veces ocurre, volveremos para atrás”, dijo este fin de semana el ministro de Salud.

    Su declaración coincide con otra del propio funcionario definiendo como extraordinaria la forma en que el gobierno que representa ha manejado la pandemia del coronavirus en los ocho meses que lleva la gestión actual.

    El funcionario ha recordado que la actual gestión recibió una situación en la que la positividad del mortal virus estaba en 35 por ciento, y que en la actualidad, en las últimas cuatro semanas, el nivel de contagio ronda el 11%.

    Sus apreciaciones y conclusiones pueden ser objeto de confrontaciones, que no es el papel de este comentario. Lo que sí no debe ser discutido es que el avance que se ha logrado tiene que ser preservado. No debe haber retroceso por incumplimientos de las medidas.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.