No bajar la guardia

    Compartir

    Para emitir un juicio concluyente acerca de la efectividad de la primera fase del operativo “Navidad Segura, un Pacto por la Vida” es muy prematuro, y las informaciones son escasas y extraoficiales.

    Puede utilizarse la expresión popular de que es muy temprano para cantar victoria. Al momento de escribir este comentario se tenía conocimiento, como incidentes trágicos de las muertes, en hechos separados, de dos mujeres alcanzadas por balas perdidas, una en el sector Mendoza, en Santo Domingo Este, y otra en el sector Santa Rosa, en el municipio Baní, provincia Peravia.

    De accidentes automovilísticos se reportó uno en Las Américas con un muerto y un herido y otro en Nagua, con cuatro heridos.
    Un recorrido realizado por reporteros de este diario por los principales hospitales del Gran Santo Domingo tuvo el hallazgo positivo de que hubo pocas emergencias durante la Nochebuena y Navidad en horas diurnas. Ese resultado puede ser un indicio de que bajó la siniestralidad de las celebraciones navideñas. Pero como las informaciones oficiales están centralizadas en el Centro de Operaciones de Emergencias y este ofrecerá hoy en la mañana las de la primera fase del operativo, resulta aventurero ofrecer un diagnóstico definitivo, concluyente del resultado de las medidas preventivas aplicadas.

    Lo que sí parece aconsejable es que algunas de las disposiciones tomadas con carácter transitorio, como la inspección a los vehículos que transportan pasajeros masivamente, se haga permanentemente, que sea un requisito previo a iniciar el viaje.
    La revisión de los neumáticos, del estado de las luces y limpiavidrios y otras condiciones de los vehículos pesados necesarias para una circulación más segura, debe ser un ritual permanente de parte de las autoridades de transporte. Una llanta en mal estado o un farol defectuoso pueden ser causa de un accidente de tránsito.

    La restricción a la circulación a los grandes vehículos de carga no es posible permanentemente, pero sí puede regularse la vía por la cual transitan y hasta el horario. A principio del año que finaliza la Digesett emitió una norma para prohibir la circulación de camiones por el carril izquierdo y limitando la velocidad a la cual deben circular. Esa medida, como la mayoría de las regulaciones, fue efectiva al principio. Ya su cumplimiento se nota muy ocasional.

    En definitiva, la seguridad en el transporte terrestre hay que buscarla permanentemente.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir