Síntomas

    Compartir

    Los decretos mediante los cuales el presidente de la República dispuso la salida de algunos funcionarios y la entrada de otros han detonado algunos indicadores que hacen inevitable pensar en cómo marcha la Administración.

    Resulta desconcertante que el presidente Danilo Medina designe al ciudadano Van Troy Suazo como viceministro de Juventud, pese a que está detenido por una acusación de violencia de género.
    Al presidente de la República no se le puede presentar un candidato a una posición sin que sus colaboradores se cercioren debidamente de la condición y calidad del mismo.

    La salida de Nelson Rodríguez Monegro de la dirección del Servicio Nacional de Salud (SNS) es otro hecho que igual obliga a pensar. Según sus palabras, había presentado su renuncia por las presiones de los dirigentes del PLD para que favoreciera a los militantes. Confiesa la resistencia del personal de salud a cumplir sus deberes y horarios, así como las indelicadezas, irregularidades y falta de transparencia en el manejo de los recursos.

    En su concurrencia al programa “El Sol de la Mañana” denunció las presiones de gobernadores, síndicos, diputados y senadores que demandaban la colocación de sus seguidores en ‘nominillas’ en los hospitales.

    “Si nosotros queremos tener hospitales que funcionen adecuadamente y cuenten con los recursos, evidentemente que no puede ser de esa manera. Entonces, yo fui intransigente con eso, como consecuencia, me generó una animadversión prácticamente de todos los dirigentes a nivel nacional”.

    La salida de ese funcionario es una derrota para la actuación responsable en la Administración pública y la defensa de los servicios que deben dedicarse a la población.

    Hay quienes dicen que el temperamento de Rodríguez Monegro le generaba conflictos, pero si sus razones son las que cita, entonces tenía justos motivos para actuar conforme al sentido del deber.

    Si el doctor Rodríguez Monegro estaba bajo la presión de “dignidades” como una que declaró en Twitter su satisfacción por su salida, y anunció: “Hoy se Beeeeebe”, entonces es comprensible su drama.

    El ejercicio del poder encierra muchas miserias, y sólo en determinadas circunstancias se pueden apreciar. Estos podrían ser sólo síntomas.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir