Un debate en cierne

    La discusión sobre una reforma impositiva aparece en medio de una pandemia que no sabemos cuándo estará bajo control. Precisamente, ha sido la crisis lo que ha precipitado el debate de un tema aletargado, que es la base recaudatoria o impositiva en que se afirma la economía, que desde la firma de los acuerdos de libre comercio conocidos como DR-Cafta, debió ser reorientada, porque con los mismos las recaudaciones provenientes de los aranceles se derrumbaron.

    Desde entonces, la política impositiva de los diferentes gobiernos se ha ido acomodando a las circunstancias, sin que se encuentre una solución progresiva que garantice la sostenibilidad de los recaudos. Todo ello pese a que existe un mandato previsto en la Estrategia Nacional de Desarrollo, que plantea un consenso nacional para establecer una nueva política fiscal.

    La postergación del llamado Pacto Fiscal impacta la administración actual, que navega espoleada por la crisis pandémica, y demanda más recursos para encarar problemas de siempre más los que genera la nueva realidad.

    Es una situación compleja en la cual concurren factores económicos convencionales e impacta a la totalidad de los ciudadanos.

    ¿Es posible alcanzar los propósitos de progreso sin asegurar una nueva fiscalidad? No será fácil. ¿De dónde saldrán los recursos que demandan los nuevos tiempos? ¿Qué sectores y cómo tendrán que aportarlos?

    ¿Ampliar la base impositiva del Itbis? ¿Aumentar el cobro del Impuesto sobre la Renta a Empresas y Personas Físicas, que para muchos ya son suficientemente elevados, 25 % para las primeras y 27 % para las segundas? ¿Aumentar los montos de los impuestos selectivos? ¿O ampliar la base fiscal para todos?

    Un elemento que podría complicar el panorama es el parecer de al menos un liderazgo convencido de que no es momento para hablar de una reforma fiscal. Sin embargo, el Poder Ejecutivo ya anunció que pronto presentará un proyecto al Consejo Económico y Social.

    Un panorama complejo. Pero debe estar claro que en ningún caso sería justo sobrecargar con nuevos impuestos a quienes menos pueden. Política y socialmente podría tener implicaciones.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.