Abinader Crusoe

Claudio Cohen: En el 2024, si los votos se deciden en el estómago, será difícil predecir un resultado. Y lo impredecible aumentará si la Justicia no antes logra hacer justicia. Pero nada de lo mencionado quita que ningún Gobierno anterior había desestimado la política de “borrón y cuenta nueva”, ni le había entrado a los corruptos como lo ha hecho el actual Gobierno. Y como la corrupción no es exclusiva de un partido, le podría suceder al Presidente Abinader como a Supermán el día en el cual decidió acabar con todo el mal: se quedó solo; tanto, que hasta Jimmy Olsen, su mejor amigo, le dio la espalda.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.