Al sol que merece un verso

Fíjense bien que por el Este, a eso de las seis de la mañana todos los días sale el Sol, con un montón de pajaritos y palomas, a inaugurar luz nueva y brisa mañanera, junto al mar y su paz tempranera. Presten atención a la alegre apertura del día y olvídense de vez en cuando, como yo, de que este país tiene nombre y apellido, cosas sucedidas, búsquedas inútiles, aspiraciones reales y sentidas, triunfos y fracasos y derrotas colectivas. Fíjense bien. Respiren hondo y cierren los ojos… (Convendrán conmigo en que esta tierra momentáneamente anónima sigue siendo un lugar hermoso, merecedor de un verso en letanía).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.