Homenaje al mangú

Toda la vida he leído los diarios y nunca he visto en primera plana la palabra “mangú”. Por más artículos que he leído, no lo he visto categorizado en las corrientes de opinión. Cuando se entrevista a un gran líder nunca se le pregunta si le gusta el mangú. Ningún intelectual ha dedicado una minúscula porción de su sapiencia a elevar las virtudes del mangú (aunque todos comen mangú). Los candidatos no le ofrecen mangú al pueblo. No hay una calle que se llame Mangú. Y todo eso –oh, injusticia!– a pesar de que nuestro orgulloso subdesarrollo tiene el sello inconfundible del mangú (con salchichón, claro).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.