La bolita del mundo llora

De seguro la crónica de nuestro agridulce siglo XX mencionará los grandes líderes políticos (incluyendo a su ringlera de tiranos y farsantes), los principales inventores de todas las cosas (incluyendo el mabí seibano), los mejores artistas de todos las fiestas (incluyendo a Fefita la Grande) y las grandes ocurrencias de su pueblo (incluyendo relajos, triunfos y fracasos). Pero no podrá dejar de mencionar a uno de los héroes más carismáticos de las últimas generaciones: Jack Veneno, el campeón de la bolita del mundo, que merece esa estatua que hace un par de años fue develada en el Eugenio, espacio de sus grandes hazañas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.