La Virgen habló

Soñé que se me apareció la Virgen de Altagracia (jeans, blusa floreada, afro, sandalias de piel y macuto en el hombro derecho) y me decía: “Soy firme partidaria de un cambio profundo de la sociedad”. No pasó por mi mente arrepentirme de todas mis alegres herejías, ni ella me lo pidió. Se sentó y agregó: “¡A mí no se me convence con rezar!… ¡Demostraciones de conciencia es lo importante!... ¡A mí no se me convence con una simple misa! ¡Conciencia! ¡Esa debe ser la búsqueda de los altagracianos!”. (José fumaba pipa, se mesaba la barba y leía los diarios llenos de barbaridades de muchos que se dicen cristianos).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.